Ollé Bertrán

5 errores comunes a la hora de reformar un piso

Cuando hablamos de reformar o remodelar un piso, es común que muchos detalles se nos pasen por alto (sobre todo si es nuestra primera vez realizando esta tarea). En una ciudad donde la compra de los pisos de segunda mano va en alza, se está haciendo habitual hablar sobre la eficacia de las reformas. Sin embargo, este es un procedimiento que se debe hacer con planificación y asesoramiento para que las propiedades puedan ser acogedoras para el comprador o sencillamente pueda revalorizarse a la hora de revender en un futuro. Por ello hemos seleccionado cinco errores comunes a la hora de reformar un piso para que estés atento y no desperdicies la oportunidad de hacerlo bien.

No considerar el presupuesto

Uno de los errores más graves cuando compramos una casa y comenzamos a soñar despiertos con todos los lujos que añoramos es ignorar por completo el presupuesto con el que contamos. Es importante que sepamos cuánto podemos gastar y dejar una cantidad coherente para pequeñas emergencias como unas tuberías sin mantenimiento o una filtración sorpresa.

Menospreciar la cocina y los baños

La cocina y los baños son las habitaciones más importantes de una casa, pues estos espacios representan un uso primordial y recurrente en nuestro piso. Además, influyen directamente en la decisión de futuros compradores en caso de vender la propiedad. Es por ello que debes prestar atención a si debes sustituir una estantería por una nueva o cambiar piezas de grifería.

Azulejos blancos para mantener lo clásico

A menos que tengas la intención de decorar la casa con un estilo marcado de decoración, abstente de tomar decisiones demasiado atrevidas en cuanto al color de los azulejos. Para los baños y la cocina, los azulejos blancos pueden verse atemporales y clásicos. Son de un gusto particularmente amplio a la hora de vender.

Haciéndolo nosotros mismos… ¿un desastre?

Aunque quieras ahorrarte la mano de obra en algunas cosas, puede que termines recreando el efecto contrario. Si no estás seguro de lo que estás haciendo, es mejor que le dejes la tarea a un experto.

Desconocer las leyes de reformas

Si realizarás arreglos en tu piso y estás dentro de una comunidad de vecinos con tendencia a la irritación, es mejor que tomes tiempo para conocer las leyes que incluyen los procesos de reforma. Estamos seguros de que no querrás visitar un juzgado.

Ollé Bertrán

Pintar a medias como estilo decorativo

Es probable que la idea de “dejar las cosas a medias” no te agrade demasiado. Sin embargo, hay una tendencia irresistible que se empeña en remarcar cuán grandiosas pueden verse nuestras paredes si jugamos con dos tonalidades… Y a medias. El half-painted puede dar a nuestro salón, cocina, habitaciones o terraza, una personalidad que nunca antes creímos alcanzar. Las reglas no existen, pero para que el half-painted funcione, algunos expertos han hecho sus recomendaciones. A continuación, te daremos cinco consejos para que puedas personalizar tu casa con esta pintura… A medias.

No es un rodapié

Puedes confundir la tendencia del half-painted con un zócalo. No hay nada más equivocado y hay que evitar cualquier riesgo de confusión. Por ejemplo, si un rodapié se mantiene a un metro de distancia del suelo, con esta tendencia la pintura llega un poco más arriba.

La perfección es reemplazable

Si eres de esas personas que no se lleva bien con los detalles mínimamente cuidados, esta forma de personalizar tus paredes irá con tu estilo de vida. No es preciso que cuides la perfección de las líneas, ya que es un método experimental. ¡Diviértete!

No solo vale la horizontalidad

Al momento de diseñar los colores y las formas de cómo crearás esa “pintura a medias”, será muy importante que consideres otras formas más allá de la horizontalidad. Si eres más atrevido en tu forma de vivir, pensar y soñar, pintar con líneas verticales, inclinadas o efectos de degradación será una buena opción.

Puedes pintar más allá de las paredes

El half-painted no solo es válido para las paredes, sino que puedes añadir al juego tus objetos decorativos favoritos. Puedes incluir en la escena a tu juego de vajillas, tus floreros, tus cuadros y mucho más. ¡Deja que la imaginación vuele!

No olvides el contraste

Después de todos estos detalles, no puedes olvidar lo importante que será establecer un contraste marcado entre los colores escogidos. No será muy divertido que des muchos puntos a la opacidad, a los grises o a los tonos muy brillantes sin un factor de equilibrio.

Ollé Bertrán

Alquilar o comprar, ¿cuál es la mejor decisión?

El mercado de la vivienda en España se encuentra en plena ebullición, pero hay quienes no se deciden entre comprar una casa o alquilar. Algunos especialistas consideran que para ese dilema no hay una respuesta correcta, sino que dependerá de cada potencial comprador o inquilino de acuerdo a sus preferencias y su condición económica.

Un análisis publicado este año en el portal ABC.es advierte que, sin embargo, teniendo en cuenta el valor medio de los alquileres y el precio de una vivienda, la opción de la hipoteca supone hoy en día un menor desembolso.

El mismo portal realiza una estimación de acuerdo a un estudio del sitio web pisos.com. Los resultados del estudio señalan que una hipoteca concedida sobre una vivienda de 90 metros cuadrados y que cubre el 80% de su importe, presupone que el gasto mensual ascenderá a 571,11 euros mensuales, teniendo en cuenta el tipo de interés y plazo de amortización medio. De este modo, el desembolso anual será de 6.853,32 euros, un 24,3% del presupuesto familiar.

En cambio, los indicadores estiman que para determinados inmuebles el gasto familiar es mayor en los régimenes de residencia arrendada. El artículo cita a la BBVA Research respecto a que “la actual coyuntura de tipos de interés bajos y la corrección de los precios han hecho que la opción de la compra gane terreno al alquiler”.

La decisión es del banco

Fernando Encinar, jefe de estudios y uno de los socios fundadores del portal inmobiliario Idealista, opinó que al final del día la decisión de vivir de alquiler o de comprar una vivienda, la toma el banco.

Las declaraciones las emitió en febrero de este año durante su participación en el foro “Claves de la dinamización del alquiler’, organizada por el portal El Confidencial con el patrocinio de Caser, donde aseguró que lamentablemente para la mayoría de los jóvenes no es una opción adquirir una vivienda porque las entidades bancarias no están otorgando financiamiento.

También añadió que actualmente hay un “enamoramiento” por parte de esta población con los alquileres, pero estimó que tras 8 años de vivir arrendado un joven querrá poder tener su vivienda propia y modificarla a su gusto.

De acuerdo con cifras de El Confidencial, 20% de los ciudadanos han elegido el arrendamiento frente al 80% que optaron por comprar una casa. Explican que en el caso de los jóvenes son muchos los que prefieren no atarse a una hipoteca o un crédito y eligen el alquiler para no llevar un gran peso en caso de que ocurriera una nueva crisis económica.

Añaden que es evidente un cambio de mentalidad en estas nuevas generaciones, que solo deciden comenzar a pensar en comprar una casa cuando están por formar una familia.

Agustín Matey, director de clientes de la aseguradora Caser, es de los que considera que esta tendencia de los jóvenes a alquilar también ha transformado el modelo de ahorro. “Cuando compramos una casa, estabas creando una bolsa de ahorro, ahora hay que pensar en sistemas alternativos”, opinó.

En el foro mencionado todos sus participantes coincidieron en que aún queda camino por recorrer en el mercado del alquiler, pero al menos ya se rompió el mito de que alquilar es tirar el dinero a la basura.

Sobre cuánto debería representar el alquiler, señalaron que en una economía sana tendría que ser del 50% frente a la propiedad. “Aún nos encontramos por debajo de la media europea, que está por encima del 30%, y muy lejos de países como Alemania, con tasas cercanas al 60%».

Añadió que hace unos años quien vivía de alquiler era “un paria social”, pero que la situación ha cambiado y ahora no es tan malo que se prefiera el alquiler, “ya que nuestro plan de pensiones no tiene por qué ser la vivienda». Finalizó diciendo: «no hay que ser extremistas. Ni todo el mundo tiene que vivir de alquiler ni todos tienen que comprar casa, tiene que haber un equilibrio».

Los especialistas en este mercado indicaron que la evolución del alquiler dependerá de las políticas que se ejecuten en esta materia. Descartaron que se esté desarrollando una burbuja de precios sobre los alquileres, a pesar de los altos incrementos en zonas como Madrid o Barcelona.