Ollé Bertrán

Derechos y obligaciones para el alquiler de un estudiante

Con el inicio de curso, muchos son los estudiantes que se desplazan a capitales u otras ciudades para cursar sus estudios. Dentro de la oferta que encuentran para alojarse en otro sitio están las residencias, pero la gran mayoría suele optar por el alquiler. Pues bien, es importante saber que cuando alquilas un piso o una habitación tienes una serie de derechos pero también unas obligaciones que conviene  conocer.

Estos son los derechos que tiene un estudiante a la hora de alquilar:

  • Negociar la renta del alquiler y la duración del contrato: parece algo obvio, pero es muy importante aclarar estos temas desde el principio, tanto si se alquila una habitación, en cuyo caso habrá que especificar cuál es la estancia elegida, como si es el piso completo, hay que negociar la renta y la forma de pago, así como la duración del contrato, teniendo en cuenta que éste puede ser prorrogable anualmente durante tres años si así lo desea el inquilino. Salvo en caso de que el propietario (o familiar de primer grado o cónyuge) necesite el inmueble para vivir en él permanentemente. Por otro lado, el inquilino podrá finalizar el contrato si han pasado al menos 6 meses desde el inicio: esto solo puede hacerse si se notifica al menos con 30 días de antelación. 
  • Adquisición preferente de la vivienda: si el propietario decide vender, el inquilino tendrá preferencia en caso de querer comprarla.
  • Recuperación de la fianza: si no hay daños en el apartamento ni queda ninguna cuota pendiente.
  • Reparaciones en la vivienda: el casero deberá reparar todo lo que conlleve la conservación óptima de la vivienda pero no del uso diario o inapropiado por parte del inquilino.
  • Denunciar la entrada del casero sin permiso: una vez alquilado, el casero no podrá entrar en la vivienda sin previo permiso del inquilino.

Y estas son las obligaciones:

  • Fianza: el inquilino tendrá que pagar una fianza que será de 1 a 3 cuotas (según estipulen en el contrato) más del alquiler con el fin de que el propietario tenga más seguridad ante un posible impago o deterioro de la vivienda.
  • Contrato: el inquilino no podrá subarrendar ni la vivienda ni ninguna habitación.
  • Renta: el inquilino se compromete a pagar un alquiler mensual, en el modo en que estipulen en el contrato, ya sea en metálico o mediante transferencia, que como norma general se suele pagar en los 7 primeros días de cada mes.
  • Vivienda: el inquilino debe dejar la vivienda en las mismas condiciones en las que la alquiló, de lo contrario, el propietario tendrá derecho a no devolverle la fianza (como hemos visto anteriormente). Asimismo, el inquilino deberá desalojar la vivienda en caso de impago.
  • Reparaciones: el inquilino debe informar de todas las reparaciones que sean necesarias para el correcto funcionamiento de la casa y conservar la habitabilidad de la vivienda. En este caso, el inquilino sí tendrá que permitir la entrada tanto al propietario como a las personas que tengan que realizar las reparaciones o reformas pertinentes.
  • Obras: el inquilino no puede realizar ninguna obra en la vivienda.
  • Actividades: para garantizar el buen uso del inmueble está prohibido realizar actividades peligrosas, ilegales o molestas para cualquier vecino.

Estos son los derechos y obligaciones generales, lo fundamental es firmar un contrato de arrendamiento para que queden claros todos los términos para ambas partes, es recomendable que se haga con algún profesional, ya que hay muchos aspectos que no están enumerados aquí pero que son importantes, por ejemplo, si se puede tener mascota, o si tiene pensado alquilar más habitaciones a otras personas, etc., todas estas cuestiones deberían quedar especificadas en el contrato.

Para que todo esto se lleve a cabo de una manera rápida, eficaz y no haya lugar a error, lo mejor es acudir a los profesionales inmobiliarios, ya que ellos conocen todos estos procedimientos y pueden ayudarnos a que tanto el contrato como la estancia en alquiler sea algo fácil para el propietario y para el estudiante que alquila. Ellos pueden asesorarnos para que elijamos la casa que mejor nos convenga según nuestras necesidades y pueden aclarar todas las dudas que puedan surgirnos antes de firmar el contrato.

Ollé Bertrán

Qué es la domótica y cómo puede facilitarnos la vida

La domótica son los sistemas que se pueden utilizar para automatizar una vivienda o un edificio aportando diversos servicios tales como seguridad, bienestar, comunicación, etc., integrando las nuevas tecnologías y cuya finalidad es facilitarnos la vida.

Con la instalación de los diferentes equipos, ya sea en nuestra casa particular o ya sea en un edificio, conseguiremos que haya una gestión inteligente de todo tipo de instalaciones tales como climatización, iluminación, de agua caliente, etc.

El hecho de monitorizar el consumo de todos estos servicios, permite que se pueda saber cuándo se consume más o menos y por lo tanto el usuario puede adaptar sus hábitos, de modo que pueda reducir el coste de las facturas de dichos gastos y además se contribuya a un ahorro energético.

Dentro de la vivienda, hay diferentes aplicaciones de domótica, entre otras:

  • Luz: mediante la conmutación y la regulación de la luz, es decir, bombillas de bajo consumo, que sean regulables en intensidad y con la posibilidad de luces ‘inteligentes’ que se enciendan cuando capta una presencia, todo ello encaminado a reducir la factura de la electricidad.
  • Radiadores y climatizadores: con regulación automática de horarios de uso que ayude a la eficiencia energética.
  • Indicadores de consumo de energía con activación y desactivación de enchufes.
  • Persianas y toldos: con regulación de apertura y cierre para aprovechar mejor la luz solar.
  • Ventanas y puertas: con detección de si se queda alguna ventana o puerta abierta en caso de que esté activado el aire acondicionado o la calefacción.    

Y para edificios, además de usar también la luz regulada con detectores de paso para no dejar la luz permanentemente encendida, podemos incluir:

  • Controles de acceso sin llave
  • Detectores de humo, gas o agua
  • Monitorización de seguridad y sistemas de alarma.
  • Imágenes de cámara para porteros automáticos con visualización de la persona

Por supuesto, todas estas aplicaciones que hemos comentado, cuentan con la posibilidad de hacerlo remotamente mediante herramientas electrónicas que pueden utilizarse teniendo una conexión a Internet y desde nuestro propio móvil. Así, podremos controlar este tipo de instalaciones estando fuera de casa y tener nuestro hogar a punto para cuando volvamos (por ejemplo, encendiendo la calefacción o el aire acondicionado una hora antes de llegar, para que cuando entremos esté a la temperatura deseada).

Para elegir el sistema de domótica adecuado a cada uno, es importante saber una serie de cosas, para empezar, las características arquitectónicas de la vivienda, ya que hay que diferenciar el uso que se le dé a cada estancia, pero también es importante que se adapte al modo de vida del usuario, ya que esto influirá también dependiendo del perfil si es joven o mayor, si trabaja fuera o en casa, etc.

Si la pregunta es si instalar estos sistemas resulta costoso, la respuesta es que con el avance de las tecnologías, cada vez resulta más accesible y por supuesto no tenemos que instalar todo de golpe, se puede hacer un estudio de las características de la casa o del edificio e ir instalando los equipos progresivamente para ir aplicando la domótica a nuestro día a día.

Además de la ventaja de eficiencia energética y reducción de facturas, la domótica también sirve para mejorar el bienestar de los usuarios mediante la activación/desactivación de sistemas de climatización, aporta seguridad, como hemos mencionado anteriormente con el uso de detectores de gas, humo o agua así como con las cámaras de vigilancia y permite una mayor accesibilidad para personas que tengan movilidad reducida o estén discapacitadas.

Lo mejor, es acudir a los especialistas para que hagan una valoración de nuestra situación particular y nos ofrezcan lo que mejor nos convenga según nuestras necesidades. Aunque todavía no estemos familiarizados con todas las opciones que nos ofrecen este tipo de instalaciones, cada vez son más los edificios de nueva construcción que aportan este plus de nuevas tecnologías al servicio del propietario. Teniendo en cuenta que los siguientes compradores de casas serán los de la generación llamada Millennials, que han crecido y están al día de estas tecnologías, la demanda de este

Ollé Bertrán

¿En qué consiste el Home Staging?

El Home Staging es literalmente lo que sería la ‘puesta en escena de la casa’, se trata de una serie de técnicas que aparecieron en los Estados Unidos en los años 30 y que ahora se está extendiendo por Europa, y consiste en preparar la casa dándole un mejor aspecto para venderla a futuros compradores.

La diferencia principal entre decorar y el Home Staging es que con lo primero, lo que estamos haciendo es preparar la casa para el gusto personal del propietario que va a vivir en ella, sin embargo, el Home Staging lo hace de una manera general, más aséptica, de modo que llegue a gustar a un mayor número de personas con el objetivo de venderla de manera rápida y consiguiendo el mejor precio.

Para ello, el Home Stager (que es la persona encargada de realizar estos preparativos) tendrá que preparar la vivienda con algunas técnicas, destacando lo mejor de la casa e intentando minimizar los puntos débiles de la misma. No hablamos de esconder defectos, sino de arreglarlos o mejorarlos.

La primera impresión es la que cuenta, y al comprar una casa esto también se valora, con lo que hay que acondicionar la vivienda lo mejor posible de manera que destaque entre la oferta existente y llegue de manera positiva a los compradores.

Para empezar, el Home Stager debe despersonalizar la casa, ya que por muy bonita que nos parezca nuestra decoración, se trata de un gusto muy personal, y de lo que se trata es de que la casa guste a más gente, por lo tanto hay que quitar cosas del tipo ‘fotos de familia’, recuerdos de viajes, etc.

Por otro lado, es muy importante que la casa esté despejada para que dé sensación de amplitud, y por supuesto que esté ordenada y limpia. Por muy cuidadosos que seamos, el paso del tiempo hace que los muebles y las estancias se deterioren, pero mediante algunas pequeñas reformas sin necesidad de realizar obras, se puede dar un aspecto semi-nuevo y fresco a la vivienda, ya que los futuros compradores o inquilinos se fijan mucho en estos aspectos.

Para empezar, lo mejor es pintarla de algún color claro (en el caso de que tengamos colores más personales), ya que de lo que se trata es de que el espacio sea acogedor y neutro para que los compradores se sientan cómodos durante la visita. Asimismo, se pueden realizar pequeñas reparaciones de cosas que no estén del todo bien, como un grifo que gotee, algún electrodoméstico que no esté en buen estado, etc., para que la casa luzca impecable.

El Home Staging no se limita a viviendas particulares, sino que también se puede aplicar a la venta de locales, despachos, apartamentos, casas, etc., y no solo tiene como objetivo la venta, si lo que quieres es alquilar tu casa o tu local, también se puede recurrir a estas técnicas. Con respecto a los precios, variarán en función de lo que estemos dispuestos a hacer, para ello, debemos pedir presupuesto y que nos aconsejen qué es lo mejor para nuestra vivienda en función de las necesidades que tenga.

La ventaja de acudir a un Home Stager para vender la vivienda es que se trata de personal cualificado, que conoce el mercado y los gustos de los compradores, y que mejorará el aspecto de nuestro inmueble para que se venda más rápido. Normalmente los compradores aprovechan las carencias de las viviendas para pedir una negociación del precio pero si tenemos este servicio, nuestra casa no ofrecerá carencias sino que tendrá un plus con todas las mejoras, de ese modo, no habrá lugar a negociación y se venderá con su verdadero valor.

Aunque nos parezca fácil poder llevar a cabo este tipo de ‘arreglos’ para vender nuestra casa, lo cierto es que para un propietario a veces resulta muy subjetivo el hecho de decorar o mejorar su vivienda. Sin embargo, contratar un Home Stager, nos dará objetividad y por supuesto gestionará la preparación de nuestra vivienda en un tiempo menor para que la venta se realice lo antes posible. Lo mejor, es ponernos en manos de los profesionales para que nos ayuden en este proceso tanto de alquiler como de venta para conseguir nuestro objetivo sin problemas.

Contar con una inmobiliaria como Ollé Bertrán, puede ayudarte a preparar tu vivienda de una forma rápida y profesional.

La experiencia en múltiples operaciones similares hace que podamos proporcionar un servicio 360º a la hora de dar cobertura a las necesidades que puedas tener para vender un inmueble en Barcelona.

Ollé Bertrán

Cómo reformar el baño sin obras

El baño es una de las estancias más importantes de la casa, es una habitación de uso diario y de toda la familia, así que contar con uno que sea agradable y práctico, nos permitirá que aprovechemos al máximo el tiempo de relax que pasemos allí.

Pero precisamente porque es un espacio muy transitado, se deteriora con más facilidad, además al estar en contacto con agua y vapor, los propios azulejos y enseres se estropean con el paso del tiempo, si quieres darle un aire nuevo a tu cuarto de baño y que luzca diferente pero sin hacer obras, aquí proponemos algunas ideas.

Para empezar, una opción para cambiar los azulejos sin hacer obra, es escogiendo la posibilidad de pintarlos con una pintura especial, previamente tenemos que limpiarlos bien y una vez estén secos, se aplica la pintura. Si tenemos una bañera que esté estropeada o para ponerla a juego con la nueva pintura de los azulejos, también hay una pintura especial que le dejará un acabado cerámico. Tanto si tenemos bañera o ducha, podemos aprovechar nuestra renovación sin obra para instalar una mampara invisible en la bañera, de esas que tienen poco grosor y no dan sensación de ahogo.

Otra posibilidad es revestir una pared con una placa de madera y colocar estanterías del mismo color para colocar las toallas, así contamos con almacenaje y no hace falta colocar colgadores en la pared.

En el caso del suelo existen losetas o lamas vinílicas que se pueden colocar de una manera muy fácil y que conseguirán que nuestro baño estrene un suelo nuevo. Asimismo, podemos instalar microcemento, este material permite que haya unificación del suelo, la pared e incluso las encimeras y queda muy continuo ya que no tiene juntas, da una sensación de ligereza visual y de armonía en toda la estancia. 

Todo esto sería en cuanto al aspecto general, y podemos combinar algunos azulejos pintados con el revestimiento de pared, etc. Ahora bien, una vez tengamos esto claro, es hora de empezar a renovar el resto de la habitación para que el baño sea más práctico.

Como normalmente se trata de una estancia pequeña, la disposición de los muebles y del mobiliario tiene que ayudar a que el espacio se vea más grande. Colocar muebles ‘volados’ es decir, esos muebles que quedan anclados a la pared y que no llegan al suelo, dan esa sensación de ligereza visual y además son muy actuales.

Para optimizar el espacio es importante que cuentes con una buena encimera, independientemente de los metros de los que dispongas, una encimera es muy útil a la hora de maquillarnos y para poder colocar las cosas imprescindibles que necesitemos a la vista, como el porta-cepillos de dientes, la jabonera o una caja de pañuelos. Si lo prefieres, se puede poner el lavabo sobre ella aunque le quite espacio, es una opción muy decorativa y se puede aprovechar el espacio que quede debajo para poner un mueble de almacenaje. También se puede aprovechar la parte de arriba del lavabo, en vez de instalar un solo espejo poner algún mueble que tenga espejo incorporado, así además tendremos lugar para almacenaje.

Si no queremos hacer agujeros en la pared para colocar el toallero y los demás utensilios, cada vez hay más opciones en el mercado de este tipo de enseres que son de pie, si contamos con espacio, podemos ponerlos en el suelo y así evitamos taladrar la superficie.

Algo bastante a tener en cuenta si reformas el baño es aprovechar para poner grifería e iluminación eficiente, de este modo ahorrarás en la factura del agua y de la luz y contribuirás al medio ambiente.

Y sobre todo mantén el orden, una casa ordenada da muy buenas sensaciones, y en el caso del baño es muy importante que el rato que pasemos allí sea agradable, por ello, simplifica las cosas que dejes a la vista usando los diferentes almacenajes como muebles o cestas y mantenlo limpio.

Siempre va a depender del estilo de nuestra casa y de nuestro gusto personal, pero un baño tiene que ser ante todo funcional. Lo mejor es acudir a los profesionales para que nos den ideas y nos hagan distintos presupuestos, ellos conocen todas las técnicas y novedades y nos darán soluciones para que renovemos el baño sin las temidas obras y ganemos en confort y bienestar.