Ollé Bertrán

Qué hacer si heredas una casa con hipoteca

Aunque no hay datos sobre cuáles son las razones que nos llevan a renunciar a una herencia, se ha comprobado que una parte importante de este rechazo es la deuda que presentan algunas viviendas que forman parte de los legados, de hecho, durante el año pasado los españoles renunciaron a una de cada diez herencias que recibieron.

Los abogados aconsejan que antes de decidirse por aceptar o renunciar a una herencia, es importante hacer un inventario de los bienes que tenía el difunto y sobre todo de las deudas que pueda tener, ya que las deudas también se heredan, para así poder hacer números y saber si se puede hacer frente además de al pago de los impuestos que supone heredar una vivienda (impuesto de sucesiones y el impuesto de la plusvalía municipal), al pago mensual de un préstamo de estar la vivienda hipotecada.

Pero ¿cuáles son las opciones que tienen los herederos que reciban una vivienda sobre la que recae una hipoteca?

Para empezar hay que comprobar si dispone de un seguro de vida y esto se puede saber en el Registro Único de seguros de vida, aportando el certificado literal de defunción. En el caso de que el difunto cuente con él, hay dos posibilidades:

  • Que el seguro de vida está vinculado a la hipoteca, cuyo beneficiario es la entidad bancaria en la que se tiene contratado ese préstamo hipotecario, por tanto en caso de fallecimiento del titular de dicha hipoteca, el banco recibirá una determinada cantidad destinada a amortizarla.
  • Que el seguro de vida no esté vinculado a la hipoteca, en cuyo caso el beneficiario recibirá una determinada cantidad y él decidirá si la utiliza o no para pagar lo que resta de préstamo.

Estas son las mejores opciones para que el heredero no tenga que hacer frente al pago de la hipoteca. Sin embargo, en el caso de que el fallecido no tuviera seguro de vida, el sucesor tendría cuatro opciones:

  • Aceptar la herencia: si decide aceptar la herencia, el beneficiario asumirá el pago de la hipoteca con las condiciones previamente establecidas, el único cambio que tendrían que hacer es el cambio de titular de la hipoteca, que debe ser un trámite gratuito y que se hará aportando el certificado de defunción y del testamento.
  • Aceptar la herencia a beneficio de inventario: en este caso el beneficiario también aceptaría la herencia con la vivienda hipotecada pero separando el patrimonio propio del beneficiario y del heredado. Con esta opción las deudas se hacen frente con el patrimonio heredado, con lo cual el beneficiario no verá comprometido su propio patrimonio. Este trámite se lleva a cabo mediante un juez o un notario, y en este caso las deudas se pagarían con el patrimonio de la herencia hasta donde alcance el valor de los bienes heredados.

Un dato importante a tener en cuenta es la posibilidad que existe de que la hipoteca heredada contenga cláusulas abusivas, como por ejemplo, la cláusula suelo o que sea un préstamo referenciado en una moneda extranjera (hipoteca multidivisa) en este caso, el nuevo titular de la hipoteca podrá reclamar para que se anulen del préstamo con garantía hipotecaria dichas cláusulas.

  • Rechazar la herencia: teniendo en cuenta que la ley no obliga a los sucesores a aceptar una herencia y se permite el rechazo, en el supuesto de que el heredero se decidiera por esta opción, no deberá hacer frente al pago de la hipoteca, en cuyo caso no recibirá ni la vivienda ni el resto de bienes que le hayan correspondido.
  • Vender la casa tras haberla heredado: para ello tendrás que realizar algunos trámites para convertirte en el propietario legal del inmueble, y luego plantearte la venta, aunque dada la complejidad del proceso, desde Ollé Bertrán te aconsejamos que te pongas en contacto con nuestros asesores inmobiliarios para que te resuelvan las dudas y te ayuden en todos los pasos.

En cualquier caso, lo mejor es acudir a los expertos para que puedan ayudarte a tomar una decisión y para que consigan el mejor beneficio tanto si decides heredar como si no.

Ollé Bertrán

Las ventajas de cerrar un porche

Si dispones de un porche en casa que realmente no aporta valor porque su situación no es la más idónea para que puedas disfrutarlo al aire libre o simplemente no lo usas tanto como deberías, puedes plantearte la idea de cerrarlo, de manera que hagas tu casa más habitable, más agradable y más cómoda, y a la vez, más eficiente desde una perspectiva de ahorro energético.

Cerrar un porche tiene muchas ventajas:

  • Mayor espacio: un porche bien aprovechado va a ser una habitación más en la casa ya que podrás incorporar ese espacio como una sala de estar, como comedor o despacho o incluso como un invernadero.
  • Mejor climatización: si cierras el porche, ayudarás a climatizar la vivienda en invierno, ya que el cerramiento actuará como barrera térmica, sobre todo si lo haces con un buen material aislante como el PVC, en invierno el sol calentará la estancia y en verano puedes abrir los cristales para que pase el aire.
  • Menos ruido: con un cerramiento de PVC o con un vidrio de gran grosor y cámara de aire, ser reducirá el ruido tanto en el porche como en el interior de la casa.
  • Mayor limpieza: ya que el cerramiento evitará que se ensucie el porche con el viento o la lluvia.
  • Mayor seguridad y privacidad: un porche cerrado disminuye el riesgo de robo y además ganaremos en privacidad sobre todo si instalamos cristales ahumados o espejados.
  • Asimismo, si te estás planteando vender tu casa, deberías saber que la superficie cerrada es un 80% más cara que la abierta, por tanto, cerrando el porche podrías vender tu casa a un precio más alto.

No obstante una de las cosas principales que debes hacer si te decides por cerrar el porche es tener en cuenta los materiales, ya que estos serán de gran relevancia, de hecho elegir uno u otro determinará el futuro uso de la instalación.

Se pueden elegir cerramientos fijos o móviles, pero por ejemplo, si quieres ahorrar dinero normalmente el PVC sale más económico pero es estéticamente menos vistoso, sin embargo el aluminio también es un material barato pero no es tan monótono en el plano estético.

Los montajes de aluminio con cristal templado son adecuados para todo tipo de tamaños y la ventaja principal que tiene el aluminio es que se puede adaptar muy bien a la decoración que se desee. Tanto si tienes muros de piedra como de madera, se pueden lograr perfiles adecuados que queden estéticamente perfectos y lo mismo ocurre si los revestimientos exteriores o interiores son de materiales más modernos.

El cristal templado se suele utilizar en los cerramientos por ser un vidrio que es muy resistente y seguro. Este tipo de cerramientos llamados cortinas de cristal o cerramientos sin perfiles se pueden complementar perfectamente con estores cortinas y otros elementos para controlar la entrada de la luz externa.

Asimismo existen mucha variedad de cerramientos, como por ejemplo:

  • Puertas correderas: que es la versión más clásica y muy versátil, donde se utilizan muchas hojas de distintas aperturas para abrir por ambos lados y en ambos sentidos.
  • Cerramientos plegables: que permiten que el espacio quede abierto completamente, optimizando el espacio, el inconveniente de estos cerramientos es que las puertas no son tan herméticas y las hojas no suelen ser de mucho grosor.
  • Cortinas de cristal: donde se logra una apertura completa del espacio y son adecuados para porches con curvas o con ángulos.
  • Cerramiento deslizante: que es una combinación entre el cerramiento plegable y la cortina de cristal, con distintas hojas que se deslizan por una guía hasta una de los extremos donde se pliega perpendicularmente. Este tipo de cerramiento mantiene una buena climatización, reduce el nivel de ruido y es una de las mejores opciones para los porches exteriores.
  • Existe otro tipo de cerramiento donde lo que se monta es también el techo acristalado fijo o móvil y de esta forma toda la superficie queda al descubierto, aunque en el interior suele ser una estructura más compleja, parecida a una especie de invernadero, que permite disfrutar del exterior al completo.

En definitiva, ideas para todos los gustos y presupuestos.