Ollé Bertrán

Cosas a tener en cuenta cuando compras una casa

Desde nuestra agencia inmobiliaria Ollé Bertrán queremos ayudarte desde el primer momento y durante todo el proceso, y aquí vamos a ofrecerte información de todas las cosas que tienes que tener en cuenta para comprar una casa.

Una de las cosas fundamentales que tienes que considerar a la hora de comprar una casa nueva es analizar muy bien el tipo de vivienda que necesitas, hay que pensar que la mayoría se plantea una casa para toda la vida por tanto medita y piensa qué es imprescindible para tener la casa de tus sueños.

Otro tema fundamental es saber de cuánto presupuesto dispones, ya que en el caso de que tengas que pedir hipoteca al banco, debes saber que hay pocas hipotecas que se concedan al 100% del valor de la casa, sino que la mayoría llega como mucho el 85%. En este punto, también tendrás que decidir si prefieres una hipoteca a tipo fijo o a tipo variable, ya que para pedir una hipoteca hay que considerar dos variables: la duración de la hipoteca y el tipo de interés, la cuota será el resultado de ambas y especialmente de la segunda que es la que en principio puedes elegir.

Tienes que delimitar tu zona de búsqueda, analizando el vecindario. Puedes hacer una primera aproximación a todos los barrios de tu localidad y luego seguir con un listado con las zonas que más te interesan, investigar el precio medio de cada barrio para poder rechazar aquellos los que no puedas permitirte y centrarte en los que sean más asequibles para ti, del mismo modo planificar las visitas a los inmuebles que creas que se adecuan a tus necesidades.

En el mercado podemos encontrar todo tipo de inmuebles: terminados, de segunda mano reformados o sin reformar, y todos tienen ventajas e inconvenientes así como unos gastos de compra.

Si te decides por una vivienda nueva, tanto si está a la venta como sin construir, hay que informarse sobre la promotora ver en qué promociones han participado incluso sería interesante preguntar a los inquilinos de las mismas por los acabados y las calidades. Comprar una casa nueva tiene la ventaja de que no tendrás que hacer reformas durante un tiempo y entras a formar parte de una comunidad nueva. Al adquirir este tipo de vivienda tendrás que pagar un 10% de IVA sobre el valor de compra, excepto si la casa es de Protección Oficial cuyo IVA será solo del 4%.

Si lo que compras es una casa de segunda mano no tendrás que pagar el IVA pero si el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que depende de cada  Comunidad Autónoma, aunque la media  se sitúa entre 6 % y el 8%.

Asimismo, la vivienda no solo consta de la hipoteca, sino que tiene una serie de gastos de mantenimiento, por tanto tendrás que contar con ellos para evitar sorpresas:

  • El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) que hay que pagar anualmente.
  • Los gastos de la comunidad.
  • El coste de los suministros: caldera, aire acondicionado, calefacción, electricidad…
  • El seguro del hogar.

Otra gestión importante es comprobar si la vivienda está libre de cargas, es decir, si tiene una hipoteca, si hay alguna orden de embargo sobre ella o cualquier tipo de deuda adicional, como por ejemplo, las cuotas de la comunidad pendientes.

Esto se puede averiguar acudiendo al Registro de la Propiedad y solicitando una nota simple informativa dónde obtendrás información sobre:

  • Descripción de la vivienda, con entre otras, su localización, el tipo de vivienda que es, la superficie construida y útil, la referencia catastral.
  • La titularidad de la vivienda, es decir, de quién es la casa y su participación en portales o trasteros.
  • Las cargas de la vivienda, si hay hipotecas u otras deudas y que en el caso de no ser saldadas pasarían a ser tuyas.

En definitiva, hay que comprobarlo todo muy bien y si no quieres complicarte, confía en los profesionales.

Ollé Bertrán

Ventajas y desventajas de tener chimenea

A todos nos puede gustar, en mayor o menor medida, tener un hogar que cuente con una chimenea para los fríos días de invierno, sin embargo, hay que tener en cuenta que no todo son ventajas cuando nos decidimos a poner en casa este tipo de calefacción, desde Ollé Bertrán os presentaremos los pros y los contras de estos elementos decorativos.

Las chimeneas son una forma de calentar los ambientes pero a la vez decoran las habitaciones y las estancias en las que se encuentran, y lo ponemos en plural porque ya la chimenea no queda relegada solo al salón, sino que hay dormitorios o incluso baños que ya cuentan con este elemento de calefacción.

De hecho hay muchos tipos de chimenea dependiendo de la fuente de energía:

  • Chimeneas de leña: que son las que aportan más poder calórico y calientan una estancia completa, incluso una vivienda, a través de un sistema de distribución de calor.
  • Chimeneas de gas: que evitan el uso de la leña y funcionan con gas. Hay muchas que tienen el aspecto de las chimeneas clásicas de leña y llamas que se mueven aleatoriamente.
  • Chimeneas eléctricas: que son como estufas eléctricas pero con apariencia de chimenea y que ofrecen efecto visual de fuego con imagen en movimiento.
  • Chimeneas de bioetanol: son el sistema más novedoso y funcionan con carburante líquido (bioetanol) que produce la llama.

Todas las chimeneas tienen ventajas e inconvenientes dependiendo del tipo que sea pero en general, las ventajas de tener una chimenea son:

  • Calentar un espacio, ya que proporcionan un sistema de calefacción muy potente y dependiendo de donde esté ubicada el calor se expandirá rápidamente por toda la casa.
  • Ahorrar energía y dinero si no son eléctricas, es una de las formas más baratas para calentar un ambiente ya que no gastaras tanto en electricidad, también ayuda para los días de lo que se produce cortes eléctricos con el mal tiempo y por una parte servirá para iluminar y por otra seguirás calentando tu hogar.
    • Asimismo en el caso de chimeneas de leña, la leña, es un material económico y fácil de conseguir si vives en zona rural, simplemente te bastará con salir a recoger troncos pero si no puedes recolectar tú mismo la leña, la puedes conseguir en cualquier tienda o almacén a un precio de bajo costo.
  • Decoración, una chimenea como hemos dicho es un elemento decorativo más en tu casa y actualmente cuentan con una gran variedad de gamas y estilos que puedes adaptar a cualquier gusto estético que tengas en tu casa. Igualmente el fuego proporciona una sensación de calidez y relajación para disfrutar en familia y con amigos que invita a reunirse alrededor de la chimenea.

Por otro lado, tener una chimenea también tiene sus desventajas tales como:

  • Es un elemento peligroso: el fuego es cálido y agradable pero también peligroso hay que intentar mantener los muebles lejos de la chimenea y en casas de madera hay que tener mucho cuidado que ninguna chispa pueda provocar un incendio, además si tienes niños en casa, tendrás que poner especial cuidado.
  • Instalación costosa: instalar una chimenea en una casa es complicado además de muy costoso, tendrás que analizar si realmente te merece la pena y si cuentas con posibilidades económicas para poderla incluir en tu hogar.
  • Limpieza y mantenimiento la chimenea tiene que estar limpia cada vez que se termine de utilizar y tendrás que contratar limpiadores profesionales para eliminar el hollín (en el caso de la leña) una vez que termine en invierno.
  • Espacio: debes contar con espacio suficiente para almacenar la leña y tenerla a mano, asimismo, construir o colocar una chimenea en espacios pequeños y con poca ventilación no es recomendable. Además tienes que contar con que la leña va soltando cortezas y suciedad y puede resultar un tanto tedioso estar limpiando la zona de la chimenea todos los días.

A simple vista tener una chimenea es algo bonito y simple, pero en el fondo tiene desventajas y tienes que considerarlas para decidirte finalmente por el tipo de chimenea que más te convenga.