Ollé Bertrán

Luces de exterior para iluminar tus noches de verano

El verano es la época en la que podemos disfrutar más del espacio exterior del que disponemos. Teniendo en cuenta el periodo de encierro que hemos tenido y sabiendo que el coronavirus no ha desaparecido, se hace mucho más importante poder organizar nuestro hogar de la forma más cómoda posible para pasar más horas dentro de casa pero a la vez poder disfrutar de las buenas temperaturas en nuestro entorno exterior.

Desde nuestra agencia inmobiliaria Ollé Bertrán, te pasamos algunas propuestas de luces de exterior para que ilumines tus noches de verano.

Tanto si dispones de un gran jardín como si tienes una pequeña terraza, hay muchas ideas para que puedas iluminar el espacio, pero sobre todo para que crees ambientes, ya que no se trata solo de iluminación exterior sino también de que la iluminación sea decorativa y que a través de diferentes puntos de luz puedas crear diferentes ambientes para disfrutar de ese espacio libre por la noche.

Para ello tendrás que delimitar los espacios teniendo en cuenta cuáles son las zonas de acceso, cuáles son las zonas de paso, el lugar donde comer o dónde vas a mantener una reunión, etc., para poder buscar la iluminación que mejor se adapte.

El color de la luz (blanca cálida o blanca fría) dependerá del ambiente que quieras crear y del uso que le vayas a dar al espacio. Una opción interesante es contar con reguladores de luz para poner la intensidad que necesites en función de las necesidades.

Tanto para un jardín como para una terraza lo mejor es utilizar luces de LED  que son mucho mejores que las tradicionales y que suponen un ahorro de energía. Asimismo, es importante que elijas luces para exterior con materiales que resistan bien la humedad y la lluvia.

  • Si tienes un jardín

Si cuentas con jardín en casa, tendrás que decantarte por luces de exterior o focos de exterior que dan muy buen resultado para iluminar los espacios grandes y los jardines frondosos creando profundidad. Asimismo, existen en el mercado maceteros luminosos en diferentes colores que también pueden ayudar a alumbrar las plantas de nuestro jardín, y otra idea interesante puede ser colocar guirnaldas en los árboles para darle un toque mágico a nuestro exterior.

Hay que prestar especial atención a los caminos, que debemos dejar a la vista y bien iluminados para no ir a oscuras por la noche, en cuyo caso, la mejor opción son las luces solares que iluminan perfectamente el espacio exterior sin necesidad de ningún tipo de instalación, luces que sean empotrables en el suelo o balizas.

Para la zona donde tengas instalada la mesa para comer o el espacio de relax, puedes hacer uso de lámparas colgantes o lámparas de pie para iluminar bien la zona.

  • Si tienes una terraza

En el caso de tener un espacio más pequeño como una terraza, el tema de la iluminación dependerá de si es cubierta o no, ya que en cualquiera de los dos casos puedes poner apliques en la pared o luces perimetrales, pero en la terraza cubierta también podrás colocar lámparas de techo, sin embargo, en la descubierta, tendrás que optar por luces complementarias portátiles de pie o de mesa.

En la actualidad y para evitar el gasto de energía, existen bombillas inteligentes que se activan con la presencia, pero que incluso puedes controlar a través de alguna aplicación que puedes instalar en tu móvil para que puedas apagar las luces cuando no estés utilizando el espacio o por si te olvidas de apagarlas y estás fuera de casa.

El estilo que tengas tanto en casa como el tuyo propio, determinará mucho el estilo que le des a tu terraza, ya que el mercado ofrece una amplia gama de modelos, desde lámparas más industriales, lámparas étnicas, farolillos, guirnaldas o incluso velas, etc., para que puedas personalizar tu terraza o jardín a tu gusto.  

Ollé Bertrán

Ideas para conservar alimentos en casa

Uno de los mayores gastos que solemos tener en casa es el que empleamos en comprar alimentos, la mayoría de las veces compramos más de lo que necesitamos incluso cosas que luego ni siquiera comeremos. Ahora que nos vemos obligados a quedarnos en casa y que la comida se convierte en un tema de primera necesidad, es interesante saber cómo conservar los alimentos para prevenir la proliferación de hongos y bacterias y para ahorrar tiempo y dinero.

Los alimentos se estropean por muchos motivos: por la exposición al sol o a temperaturas demasiado frías o calientes, por la oxidación de las grasas, por invasiones de insectos, hongos o bacterias o por romper la cadena de frío antes de su consumo.

Desde Ollé Bertrán te proponemos una serie de métodos de conservación de los alimentos, para que tu cocina esté organizada y los alimentos duren mucho más:

  • Por medio de la congelación: es el método más rápido y más utilizado, simplemente guardando los elementos en el congelador de nuestro frigorífico o en aquellos congeladores especializados para uso doméstico. Es importante congelar el alimento en frío y en contenedores preferiblemente de cristal.
  • Por medio de la deshidratación: la deshidratación la podemos llevar acabo dejando que los alimentos se sequen al sol, en un horno a muy baja temperatura, o utilizando un deshidratador, de manera que los alimentos no contengan agua y se puedan mantener en perfecto estado durante años, siempre y cuando estén conservados en una bolsa que esté bien sellada o en un tarro hermético.
  • Por medio de la fermentación: que además de conservar el alimento, lo enriquece haciendo que se convierta en un probiótico muy beneficioso para nuestra salud intestinal.
  • Por medio de la esterilización: sometiendo a los alimentos a unas temperaturas más elevadas que en el proceso de pasteurización.
  • Por medio de la liofilización: que consiste en pasar el alimento de sólido a gas, sin pasar por la fase líquida.
  • Con aditivos alimentarios: que son algunas sustancias que se añaden a los alimentos y mejoran su sabor, su textura o su color, como por ejemplo, los colorantes, los conservantes, los antioxidantes y los estabilizantes.
  • Conservando al vacío: con este método metemos los alimentos en contenedores o bolsas a las que se le extrae el aire utilizando máquinas envasadoras al vacío. Mediante esta opción los alimentos pueden estar crudos o cocinados.
  • Conservando al baño maría: este método, más tradicional, consiste en meter los alimentos en  tarros que se cierran y se sumergen en una olla con agua que se llevan a ebullición (baño maría). En la actualidad, para un mejor control de la temperatura podemos usar los pasteurizadores.

Ni qué decir tiene que para conservar en perfecto estado los alimentos, tenemos que contar con una nevera que esté: completamente limpia para evitar que los gérmenes contaminen nuestra comida y ordenada para poder localizar los alimentos sin ningún problema y saber qué es lo que nos falta en casa.

Para limpiar la nevera utiliza productos naturales, entre otras cosas para evitar que los productos químicos impregnen su olor. De todos los ingredientes naturales, el mejor es el vinagre, que mezclándolo con agua puede servir para pulverizar y luego secar con un paño absorbente. Para limpiar las paredes es mejor el bicarbonato de sodio o en el caso de elementos naturales, como estamos proponiendo, el limón, ambos mezclados con agua, frotando con una esponja y dejándolo actuar durante 5 minutos para luego retirar.

Una vez que tengas tu nevera perfectamente limpia es el momento de buscar los recipientes para conservar tus alimentos, utiliza tarros fiambreras y recipientes herméticos para encurtir y conservar alimentos que pueden ser crudos o cocinados, procura que sean recipientes no tóxicos sin metales pesados ni esmaltes. Asimismo, busca etiquetas para ponerle el nombre de lo que contiene el recipiente y la fecha de conservación, así siempre sabrás lo que tienes guardado de un vistazo.

Si sigues todos estos consejos, los alimentos conservarán toda su frescura y sus propiedades por más tiempo.

Ollé Bertrán

¿Cómo vender o comprar en tiempos de coronavirus?

A pesar de que el mercado inmobiliario al igual que el país en general se han visto paralizados con la crisis que ha provocado el coronavirus, las inmobiliarias siguen trabajando para que podamos comprar o vender nuestra vivienda.

Por lo tanto, comprar o vender en tiempos de coronavirus es un proceso difícil, ya que todos los desplazamientos y transacciones presenciales están siendo afectadas por el confinamiento y las personas tampoco pueden salir a visitar propiedades en venta, pero tampoco es imposible, ya que el sector inmobiliario se adapta a los nuevos tiempos y nos permite comprar o vender desde casa.

Aunque ya sabíamos que existen muchas tecnologías que se pueden aplicar al sector inmobiliario, esta situación ha sido una gran oportunidad para poder implementarlas y poder gestionar las compraventas sin salir a la calle.

La realidad virtual a través de tour virtuales 3D en el que el cliente tiene una experiencia completamente interactiva y puede experimentar el hecho de visitar la vivienda como si estuviera allí físicamente, es uno de los grandes avances de este sector y permite de una forma rápida que los clientes puedan ver una vivienda sin necesidad de desplazarse, asimismo existen numerosas aplicaciones que permiten la mayoría de las gestiones online, incluyendo la firma de documentos.

Esto permite que los asesores inmobiliarios puedan trabajar perfectamente desde casa ofreciendo servicio telefónico o mediante videollamada donde pueden atender a sus clientes y resolverles cualquier duda.

Si te estás planteando vender tu piso o cualquier otro tipo de inmueble quizás es el momento en estos días de que adelantes ciertas cosas para que cuando todo acabe tengas más opciones de vender:

  • Empieza por contactar con distintas inmobiliarias que estén cerca de tu zona y que te puedan explicar cómo trabajan y qué servicios ofrecen.
  • Una inmobiliaria que esté cerca de tu entorno, conocerá la zona y funcionará muy bien explicándote qué es lo que buscan los futuros compradores, para que puedas ofrecer tu casa de la mejor manera posible y que puedas venderla cuanto antes.
  • A partir de ahí, pide una valoración del inmueble y pide información sobre el plan de marketing que van a hacerle para que destaque con los inmuebles de la competencia.

Si tu caso es que tienes el piso en venta durante un tiempo y no has podido venderlo, probablemente hayas tenido una mala estrategia de venta, empezando por una mala valoración del inmueble o un plan de marketing mal planteado. Una buena inmobiliaria te puede explicar los diversos motivos por los que ese inmueble no se vende y por otro lado buscará soluciones alternativas para que se venda una vez que se acabe el confinamiento.

Aunque se estima que las ventas podrían caer entre un 20% y un 40% durante los próximos meses esto afectará especialmente al mercado de segunda mano, teniendo en cuenta que los clientes están confinados en sus casas y no pueden enseñarlas.

Por otro lado la obra nueva sigue con su comercialización gracias a los tours virtuales y a poder comprar sobre plano. Las inmobiliarias siguen ofreciendo estas promociones y dando cualquier información al respecto tanto en sus páginas web como en las redes sociales, así como por teléfono. Cualquier información se puede enviar por correo de forma digital y se pueden gestionar reservas y contratos.

Aunque en un primer momento las visitas a los anuncios de casas a través de las páginas web han disminuido entre un 40% y un 45%, en las dos últimas semanas se han incrementado las visitas en los portales inmobiliarios y una vez que las inmobiliarias han puesto la realidad virtual al servicio de los clientes, se han empezado a gestionar reservas, entre otras cosas porque los compradores que quieren comprar siguen interesados en buscar una casa nueva, más aun habiendo vivido esta experiencia que nos ha llevado a pensar en la importancia de tener una vivienda en la que podamos vivir en una zona tranquila que nos ofrezca todas las comodidades y que cubran las necesidades de nuestra familia.

Ollé Bertrán

Claves para hacer un cambio de armario

Ya empezó la desescalada el pasado 4 de mayo y ya podemos empezar a salir a la calle, como esto coincide con el cambio de temporada y las altas temperaturas ya nos están empezando a anunciar el verano, lo mejor es que te propongas hacer el cambio de armario ya, para poder estar acorde con el tiempo, ahora que volvemos a pasar más tiempo fuera de casa.

Estas son las claves que te proponemos desde Ollé Bertrán para que el cambio de armario sea un éxito y te dure toda la temporada.

Para realizar un cambio de armario a fondo, lo primero que tienes que hacer es sacar toda la ropa y clasificarla. Este es el momento para aprovechar y deshacerte la ropa que ya no te sirva o que no esté en buenas condiciones.

Una vez hecho eso, tendrás que buscar diferentes complementos donde poder guardar la ropa de la temporada pasada, como cajas para los zapatos, fundas para los vestidos, etc., de modo que todo quede bien doblado, organizado y por supuesto limpio (ten en cuenta que esa ropa se va a quedar guardada hasta el año que viene y cuanto mejor la guardes, mejor se conservará). Usa los huecos de arriba para colocar la ropa y los complementos que ya no vas a usar y a ser posible en cajas cerradas y bolsas herméticas. Identifica las cajas con algunas etiquetas por si necesitas buscar algo que esté guardado, así irás directamente a la caja y no perderás tiempo, además todo estará organizado para el próximo cambio de ropa.

Con el armario vacío y la ropa de verano fuera, tendrás que observar qué espacios tienes disponibles para adecuar la ropa al espacio o comprar algunos complementos nuevos para poder colocar la ropa de la temporada. Lo mejor para poder poner orden un armario es que tenga cajoneras o baldas y que estén a diferentes niveles para poder colocarlo todo:

  • Para las prendas más voluminosas utiliza bolsas para guardar al vacío y poder optimizar el espacio.
  • Para la ropa en general, todo lo que puedas guardar en perchas, mejor colgarlo para que esté a la vista y sin arrugas, los jerséis y camisetas mejor doblados a lo Marie Kondo para que ocupen menos espacio pero queden bien ordenados.
  • Los complementos quedan mejor en cajas o cestos con separadores para que estén bien colocados y a la vista, existen multitud de organizadores y accesorios que pueden facilitarte el orden de los complementos en tu armario.
  • Para los bolsos también existen organizadores, pero si dispones de espacio, lo mejor para tenerlos a la vista es colocarlo en una estantería donde puedas verlos de un vistazo como si estuvieran en un expositor.
  • Con respecto a los zapatos, lo ideal también es tener estanterías para tenerlos a la vista, pero si no tienes demasiado espacio, puedes guardarlos en cajas con fundas de plástico que puedas colocar en cualquier sitio.

Hay varias formas de clasificar la ropa:

  • Por colores: con lo que consigues que tu armario se vea estéticamente mucho mejor y que además te sea más fácil buscar combinaciones de ropa.
  • Por categorías es decir, los pantalones por un lado, las camisetas por otro, etc., que también queda estético y es útil si sabes combinarlo.
  • Mezclando las dos categorías: que sería el modo más útil.

Aunque lo ideal es que pienses en el uso que le sueles dar a tu ropa y la actividad principal de tu día a día para colocar más a la vista y a mano, todas esas prendas que usas a diario y relegar un poco a las zonas menos visibles las cosas que menos usas.

Si tienes un armario sin puertas, lo mejor que puedes hacer es comprar perchas, fundas y cajas que vayan juego para evitar el caos visual y que tu armario-vestidor se vea perfecto. Asimismo, aprovecha para incluir en tus armarios algún ambientador sutil que le dé un olor agradable a tu ropa.

Ollé Bertrán

Nuevos hábitos para los futuros compradores de viviendas

Haber asistido a la pandemia del coronavirus y haber tenido que estar en casa confinados durante más de un mes y medio tras haberse decretado el estado de alarma, ha hecho que mucha gente se plantee el tipo de inmueble en el que vive y haya empezado a darse cuenta de que igual, su casa, no reunía las condiciones suficientes para momentos en los que te tienes que quedar tanto tiempo en casa.

La mayoría de los futuros compradores que se decidan por una nueva vivienda, van a tener una serie de preferencias totalmente diferentes a partir de ahora, ya que lo que más se va a valorar será un inmueble que cuente con espacios abiertos, incluso si esto nos lleva a vivir más lejos del centro.

Nuevas prioridades en el exterior de las viviendas

En el caso de querer seguir viviendo en el centro de la ciudad, el tipo de casa más demandada será aquella que tenga terraza o balcón, puesto que este tipo de inmueble tiene muchas ventajas:

  • La luz natural de una casa con terraza o balcón nos da la oportunidad de poder disfrutar del buen tiempo, algo que se traduce en beneficios para nuestra salud.
  • Espacio al aire libre, puedes transformar tu terraza o balcón en cualquier espacio para poder disfrutar del aire libre y dependiendo del tamaño, podrás crear una zona de relax, un comedor exterior o incluso hacer ejercicio fuera.
  • Contacto con la naturaleza, puedes decorar tu terraza o tu balcón con plantas para tener ese toque de naturaleza, incluso si te atreves, montar tu pequeño huerto urbano y poder cultivar ahí pequeñas hortalizas o hierbas aromáticas.

Si a partir de ahora tu trabajo te permite poder trabajar desde casa, también puedes plantearte la opción de comprar una casa más alejada del centro que pueda contar con jardín. Es importante considerar que una casa en la periferia incluyendo jardín, puede rondar el mismo precio que una en el centro con terraza y balcón, y sin embargo tendrás mayor espacio y más privacidad.

Nuevas prioridades en el interior de las viviendas

Los nuevos compradores van a buscar casas que estén menos compartimentadas, con menos paredes y espacios más abiertos para poder aprovechar la distribución estableciendo diferentes zonas para las diferentes actividades en función de las necesidades del momento.

  • El recibidor pasa a formar una parte importante ahora de la casa, ya que para evitar contagios, tenemos que tener la entrada de nuestra casa bien organizada y adecuada con algún zapatero para dejar los zapatos que usemos en la calle, un sitio donde guardar las cosas que llevamos fuera (carteras, móviles, monederos…),  incluso un dispensador de gel hidroalcohólico.
  • La cocina, que es siempre una de las estancias más valoradas por los compradores, se buscarán grandes con mucho espacio de almacenamiento.
  • También se optará por habitaciones extra, de modo que puedas adaptarla a las necesidades de tu familia, por ejemplo, un despacho para poder teletrabajar, un cuarto para niños para las tareas o para sus juegos o algún espacio para poder hacer ejercicio en casa.
  • Baños también es importante tener algún baño extra, ya que podemos encontrarnos con que algún miembro de la familia pueda estar enfermo por coronavirus, en cuyo caso habrá que aislarlo y tener un aseo específico para esa persona.

Otras cuestiones que se tienen en cuenta ahora cuando busquemos una casa, será apostar por viviendas con ahorro energético y que cuenten con domótica, ya que son aspectos importantes que estarán muy demandados por si tenemos que recluirnos en casa otra vez.

Afortunadamente, la desescalada que empezó el pasado 4 de mayo y nos permite cada vez más la actividad fuera de casa y en concreto el sector inmobiliario está funcionando desde la fase 0, así que desde nuestra inmobiliaria Ollé Bertrán, te animamos a que te pongas en contacto con nosotros y te ayudaremos durante todo el proceso para que encuentres una casa que se adecúe a tus necesidades actuales.

Ollé Bertrán

Maneras de organizar los libros en casa

Tanto si eres un buen lector o simplemente has estado estudiando durante varios años, habrás estado acumulando muchos libros en casa. La lectura también se convierte en una de las actividades principales cuando tenemos tiempo libre, ya sea en vacaciones o como ha pasado en estos días, debido al confinamiento obligatorio que estamos llevando a cabo. Por eso y aprovechando el tiempo que estás en casa puedes organizar tu biblioteca personal para que siempre tengas a mano cualquier ejemplar.

Para empezar, hay que tener claro el espacio con el que contamos para colocar los libros, ya que una estantería que no parezca abarrotada y que esté organizada dará un aspecto interesante a cualquier sitio donde esté ubicada, ya sea en el salón, en el dormitorio o en alguna biblioteca o rincón de lectura que tengas habilitado en casa.

No obstante, existen muchos espacios de la casa que se pueden organizar para colocar los libros, usando los espacios más desaprovechados:

  • La parte de abajo del mueble de la televisión, por ejemplo, o en un banco de madera donde puedes colocar los libros abajo.
  • Si tienes hueco en las alturas, usa el altillo con estanterías y crea espacios para tenerlos ordenados y que no ocupen tanto espacio en la pared.
  • Si cuentas con estanterías, una idea para darle armonía es colocar los libros tanto en horizontal como en vertical y añadirle cuadros y algunos elementos decorativos para que no se vean solo libros.
  • Si no tienes estanterías, unas cajas de madera pueden servir para colocarlas de suelo a techo o de manera independiente colgados en la pared dando armonía y creando espacio para colocar los libros.
  • Una manera original de colocar los libros es en una estantería, pero colgados bocabajo de manera que parezcan libros flotantes.

Además de los libros, solemos guardar también revistas, apuntes, facturas, etc., para ese tipo de cosas, lo mejor es buscar archivadores para que podamos clasificarlos también y no ocupen tanto espacio.

Las cestas y cajas de cartón también son una opción para guardar dentro los libros y que no queden a la vista, ahí es donde por ejemplo puedes guardar las guías de viajes o los mapas que no quieres tirar pero que no necesitas tener tan a mano.

En general, podemos encontrar cinco maneras principales de ordenar los libros:

  • Alfabéticamente: bien sea por el nombre del autor o por el nombre de los títulos.
  • Por género: esta forma de clasificar cobra sentido si tu colección tiene categorías específicas, como por ejemplo, historia, misterio, etc., creando rincones temáticos, y en el caso de que haya niños en casa lo puedes organizar por nivel de lectura.
  • Por colores: si eres de los que aman la estética por encima de todo, puedes agrupar los libros según el color de la pasta y luego combinar esos colores entre sí para que quede un resultado armónico.
  • Por tamaño: alineándolos desde el más alto al más pequeño y agrupando todos los libros que tengan el mismo tamaño.
  • Por orden cronológico: en este caso puedes optar por colocarlos según el orden de la publicación o según el año en el que los hayas comprado o leído.

Una vez que tienes claro estos métodos de clasificación, luego puedes organizarlos de forma múltiple: por ejemplo, por colores y tamaño o por género y color etc.

Asimismo, aprovecha cuando ordenes todos tus libros para deshacerte de algunos de ellos, bien para hacer una donación o bien para revenderlos, teniendo en cuenta una serie de cuestiones, como, por ejemplo, si es antiguo o está dañado, si piensas que no vas a leerlo otra vez, si la información que contiene se ha quedado ya obsoleta o simplemente para aprovechar mejor el espacio que te quede con esos libros que realmente te guste conservar.

Disfruta de tu tiempo en casa creando tu propio rincón de lectura donde puedas acceder a tus libros de la manera más fácil y ordenada.

Ollé Bertrán

¿Cómo afecta el Real Decreto en los alquileres?

Recientemente se acaba de aprobar la orden TMA/336/2020 del 10 de abril para complementar el decreto anterior.

¿Cuáles son los requisitos que debo de cumplir para solicitar estas ayudas?

Se debe encontrar en vulnerabilidad económica derivada por el COVID-19 y cumplir como mínimo los siguientes requisitos:

  • Tener unos ingresos de la unidad familiar inferiores a 3 veces el IPREM (1.613,52 Euros). Este rango se incrementará en los siguientes casos:
    • 0,1 por cada hijo a cargo en la unidad familiar.
    • 0,15 por cada hijo a cargo en la unidad familiar monoparental.
    • 0,1 por cada mayor de 65 años a cargo.
  • Que la renta de alquiler, junto con los gastos y suministros básicos resulte igual o superior al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de la unidad familiar.

A más a más el beneficiario debe de acreditar lo siguiente:

  • Que la persona arrendataria o cualquiera de las personas que tengan su domicilio habitual y permanente en la vivienda no tenga parentesco de primer o segundo grado de consanguinidad o afinidad con el arrendador de la vivienda.
  • Que la persona arrendataria o cualquiera de las personas que tengan su domicilio habitual y permanente en la vivienda arrendada no sea socio o partícipe de la persona física o jurídica que actúe como arrendadora

¿Cómo puedo solicitar la ayuda?

Las ayudas se podrán solicitar como máximo hasta el 30 de septiembre de 2020, modificable por cada CCAA. Las personas beneficiarias de este programa lo deberán de comunicar de inmediato al órgano competente de la CCAA. Se deberá de presentar la siguiente información para realizar la solicitud:

  • Por situación legal de desempleo: certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.
  • Por cese de actividad de los trabajadores autónomos: certificado expedido por la Agencia Tributaria u órgano competente en la CCAA sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.
  • Número de personas que habitan en la vivienda habitual: Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
  • Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
  • Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.
  • Titularidad de los Bienes: nota simple de índices del Registro de la propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes según el real decreto 11/2020.
  • Copia completa del contrato de arrendamiento en vigor:
    • Con inclusión expresa del medio y forma de pago a la persona arrendadora.
    • La acreditación del pago de las 3 últimas mensualidades. En el caso que el contrato tuviera una vigencia menor, se acreditará el pago desde el principio del contrato.

¿Cuál es el importe y la duración de la ayuda?

La cuantía podrá ser hasta un importe máximo de 900€/mes y del 100% de la renta arrendaticia, con una duración de hasta 6 meses pudiendo incluir como primera mensualidad el mes de abril de 2020.

En el supuesto de haber accedido a las ayudas transitorias de financiación recogidas en al ámbito 9 del real decreto 11/2020, la ayuda podrá llegar hasta un importe máximo de 5.400€ por lo que se satisfará de forma total o permanente el pago de la renta de la vivienda habitual.

Serán los órganos competentes de cada CCAA los que determinen la cuantía exacta de estas ayudas, dentro de los límites establecidos para este programa. Podrán solicitar asesoramiento en los servicios sociales autonómicos o locales correspondientes o habilitar cualquier otro mecanismo que les permita ponderar el grado de vulnerabilidad.

En el supuesto caso que el arrendatario hubiese pedido un préstamo para el pago del alquiler, dicha ayuda irá destinada a la amortización del préstamo, siempre y cuando sea inferior a la ayuda recibida. Una vez amortizado el préstamo, la parte restante podrá ir al pago de nuevas mensualidades de la renta.

El importe de las ayudas es compatible con cualquier otra ayuda que viniera recibiendo para el pago del alquiler siempre y cuando el pago de las ayudas no supere la renta mensual del alquiler. En caso de superarlo se reducirá la cuantía necesaria para cumplir con dicho límite.

¿Hay alguna otra ayuda?

Tiene por objeto facilitar una solución habitacional a los siguientes colectivos:

  • Las víctimas de violencia de género.
  • Personas objeto de desahucio de su vivienda habitual
  • Personas sin hogar
  • Otras personas especialmente vulnerables

El total de esta ayuda es de:

  • Hasta 600€/mes y hasta el 100% de la renta o precio de ocupación del inmueble establecido. En supuestos debidamente justificados por el órgano concedente de la ayuda, podrá alcanzar hasta 900€/mes y hasta el 100% de la renta o precio de ocupación, establecido.
  • Hasta 200€/mes para atender gastos de mantenimiento, comunidad y suministros básicos con el límite del 100% de los mismos. Estas ayudas se podrán conceder por un plazo máximo de 5 años.

Además, las CCAA pondrán a disposición de la persona beneficiada una vivienda de titularidad pública, o que haya sido cedida para su uso a una administración pública, aunque mantenga la titularidad privada, para ser ocupada en régimen de alquiler, de cesión de uso, o en cualquier régimen de ocupación temporal admitido en derecho. Cuando no se disponga de este tipo de vivienda, la ayuda podrá aplicarse sobre una vivienda adecuada, de titularidad privada o sobre cualquier alojamiento o dotación residencial susceptible de ser ocupada por las personas beneficiarias, en los mismos regímenes.

¿Cómo se gestionan estas viviendas privadas para el uso social?

Como medida para incrementar el parque público y social de viviendas destinadas al alquiler o cesión de uso, los adquirentes de viviendas podrán obtener una subvención proporcional a la superficie útil de cada vivienda, de hasta un máximo de 400€/M2. La cuantía máxima de esta subvención no podrá superar el 60% del precio o coste de adquisición, incluidos impuestos, tasas, tributos, gastos de notaría y registro y cualquier otro gasto inherente a la adquisición. Esta subvención se pagará al beneficiario con carácter previo a la formalización de la escritura pública de compraventa, estando el pago expresamente condicionado a la efectiva formalización de la compraventa. La adquisición de viviendas habrá de ser formalizada en el plazo máximo de 6 meses desde el reconocimiento de la ayuda y de 3 meses desde el pago condicionado de la misma.

El precio del alquiler o de su cesión en uso de las viviendas públicas y sociales destinadas al alquiler adquiridas con ayudas de este programa habrá de ser limitado. Esta limitación la podrá establecer la CCAA siendo en todo caso inferior a 5,5€/m2 mensuales de superficie útil. La actualización de este precio vendrá determinada por las CCAA.

Estas viviendas públicas y sociales cuya adquisición ha sido financiada con cargo a las ayudas de este programa solo podrán ser alquiladas o cedidas en uso a personas cuyos ingresos, incluyendo los de todas las personas que constituyen la unidad de convivencia, no superen 3 veces el IPREM  o de 4 veces el IPREM o de 5 veces el IPREM cuando se trate de familias numerosas de categoría  especial o de personas con discapacidad de alguno de los siguientes tipos (personas con enfermedad mental igual o superior al 33%, o personas con discapacidad física igual o superior al 65%.

¿Qué opinamos sobre estas medidas?

Si bien no dudamos de la buena voluntad de las ayudas adoptadas creemos que existen varias carencias y dificultades para acceder a las mismas. Los trámites que tiene que realizar el arrendatario en situación de vulnerabilidad son demasiado lentos y, en muchas ocasiones, imposibles de cumplir dada la falta de recursos actuales por el estado de alarma. Asimismo estas ayudas, igual que las medidas adoptadas por el Real Decreto 11/2020, se centran en los arrendamientos de vivienda habitual, cosa que evidentemente es imprescindible pero debería ampliarse también a los contratos de uso distinto de vivienda (locales, oficinas) que se han visto obligados a cerrar temporalmente.

Ollé Bertrán

COMUNICADO CORONAVIRUS

Apreciados clientes,
Ante la situación de emergencia sanitaria, de acuerdo con las instrucciones y criterio de las autoridades, y con la voluntad de proteger la salud de las personas, empleados y clientes, así como asegurar que el servicio que desde esta empresa les ofrecemos pueda continuar sin interrupciones, les informamos:

  • Que a partir del martes día 17 nuestras oficinas estarán cerradas al público, a excepción de citas que sean confirmadas previamente con nuestro personal.
  • Que hemos adoptado medida de teletrabajo entre nuestro personal y los seguiremos atendiendo tanto telefónicamente como por email para resolver cualquier gestión, encargo, dudas e incidencias que puedan necesitar.
  • Que, asimismo, se suspenden todas las Juntas de Comunidades de Propietarios.

Todas aquellas personas que hasta la fecha efectuaban pagos o cobros de forma presencial en nuestras oficinas, deberán contactar con esta administración telefónicamente para facilitar sus correspondientes datos bancarios o bien recibir instrucciones al respecto.
En el interés de que estas excepcionales medidas tengan una duración más breve posible, les agradecemos su colaboración y comprensión.
Saludos cordiales,

Ollé Bertrán

Cómo elegir alfombras y acertar

Las alfombras sirven para decorar y vestir cualquier estancia, además proporcionan calidez y son una solución para delimitar los espacios. Desde Ollé Bertrán, vamos a darte las pautas para que puedas elegir las alfombras y aciertes con las que mejor encajen con tu hogar.

Estos son los factores a tener en cuenta para elegir una alfombra:

  • Material: las alfombras se pueden fabricar a partir de distintos tejidos como el algodón, las fibras naturales, los materiales sintéticos o incluso la seda.
    • Las alfombras de lana cuentan con uno de los tejidos más suaves y de mayor duración, ya que no suelen deteriorarse los colores y son fáciles de limpiar, por lo tanto, este tipo de materiales está recomendado para zonas de tránsito como el salón, el pasillo o la entrada.
    • Las alfombras de fibras naturales es otra de las opciones que más duran, la diferencia con respecto a las de lana es que son más económicas. Por sus materiales y sus colores, aportan tonos neutros a habitaciones más coloridas o resaltan espacios rústicos.
    • Las alfombras de algodón, tipo jarapas o kilims, están hechas de un material menos rígido y por tanto se pueden lavar y guardar en el caso de que ya no te sirva o te aburras de ellas. Este tipo de alfombras son ideales para dormitorios y cuartos infantiles.
  • Tamaño: para colocar la alfombra vas a tener que tener en cuenta la apertura de las puertas si las hay, para evitar equivocarte además del metro, puedes colocar cinta de carrocero y marcar el pavimento en donde quisieras que estuviera la alfombra para comprobar que encaja perfectamente.

También es interesante que tengas en cuenta el tipo de estancia, por ejemplo:

  • En el caso del comedor deberías tener en cuenta el tamaño considerando la silla fuera de donde pueda colocarse en la mesa
    • En el salón queda mejor si la alfombra alberga toda la zona de asientos y es mejor que los asientos pisen la alfombra. En concreto tiene que salir entre 15 y 25 cm por cada lado del sofá.
    • Con respecto a la alfombra para la mesa, lo ideal es que el conjunto sea armónico, por lo tanto, elige la alfombra de la misma forma de la mesa redonda para mesas redondas o cuadradas para mesa cuadrada, así como de pelo corto para poder mover la silla sin problemas y que sea fácil de mantener, con materiales lavables que resistan el roce de las sillas.
    • En el caso del recibidor, tendrás que buscar una que sea fácil de limpiar ya que al estar colocada en la entrada a la calle, es la que más se pisa, por eso, es mejor que sea de algodón o sintética y por supuesto que también sea del tamaño proporcional al mueble que se tenga, así como que tenga cierta seguridad para evitar resbalones.
    • Para el dormitorio puedes optar por poner dos alfombras a cada lado de la cama o una por ejemplo, a los pies. En este caso decántate  por una alfombra mullida, ya que será lo primero y lo último que pises cuando te levantes o te acuestes.
  • Forma: en este caso habrá que limitarse un poco al espacio que se tiene, esto es, una alfombra cuadrada para una habitación cuadrada o alguna rectangular en el caso de que sea un espacio de esas dimensiones, las alfombras redondas siempre dan un toque original
  • Colores: si cuentas con paredes oscuras es mejor poner alfombras claras para darle mayor luminosidad e iluminar el espacio, y al contrario.

En cuanto a si es mejor lisa o estampada, deberías saber que las lisas dan un aspecto más definido y formal, por lo que suelen ser más tradicionales y clásicas o para rincones minimalistas, así como, si se trata de un espacio pequeño, ya que podrás agrandar el espacio visual con una alfombra clara. En el caso de que quieras una alfombra estampada, tendrás que intentar que quede en armonía con el resto de los elementos de la habitación, en este caso, sería mejor que fuera el foco de atención para lugares con menos decoración.

Ollé Bertrán

Cosas a tener en cuenta cuando compras una casa

Desde nuestra agencia inmobiliaria Ollé Bertrán queremos ayudarte desde el primer momento y durante todo el proceso, y aquí vamos a ofrecerte información de todas las cosas que tienes que tener en cuenta para comprar una casa.

Una de las cosas fundamentales que tienes que considerar a la hora de comprar una casa nueva es analizar muy bien el tipo de vivienda que necesitas, hay que pensar que la mayoría se plantea una casa para toda la vida por tanto medita y piensa qué es imprescindible para tener la casa de tus sueños.

Otro tema fundamental es saber de cuánto presupuesto dispones, ya que en el caso de que tengas que pedir hipoteca al banco, debes saber que hay pocas hipotecas que se concedan al 100% del valor de la casa, sino que la mayoría llega como mucho el 85%. En este punto, también tendrás que decidir si prefieres una hipoteca a tipo fijo o a tipo variable, ya que para pedir una hipoteca hay que considerar dos variables: la duración de la hipoteca y el tipo de interés, la cuota será el resultado de ambas y especialmente de la segunda que es la que en principio puedes elegir.

Tienes que delimitar tu zona de búsqueda, analizando el vecindario. Puedes hacer una primera aproximación a todos los barrios de tu localidad y luego seguir con un listado con las zonas que más te interesan, investigar el precio medio de cada barrio para poder rechazar aquellos los que no puedas permitirte y centrarte en los que sean más asequibles para ti, del mismo modo planificar las visitas a los inmuebles que creas que se adecuan a tus necesidades.

En el mercado podemos encontrar todo tipo de inmuebles: terminados, de segunda mano reformados o sin reformar, y todos tienen ventajas e inconvenientes así como unos gastos de compra.

Si te decides por una vivienda nueva, tanto si está a la venta como sin construir, hay que informarse sobre la promotora ver en qué promociones han participado incluso sería interesante preguntar a los inquilinos de las mismas por los acabados y las calidades. Comprar una casa nueva tiene la ventaja de que no tendrás que hacer reformas durante un tiempo y entras a formar parte de una comunidad nueva. Al adquirir este tipo de vivienda tendrás que pagar un 10% de IVA sobre el valor de compra, excepto si la casa es de Protección Oficial cuyo IVA será solo del 4%.

Si lo que compras es una casa de segunda mano no tendrás que pagar el IVA pero si el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que depende de cada  Comunidad Autónoma, aunque la media  se sitúa entre 6 % y el 8%.

Asimismo, la vivienda no solo consta de la hipoteca, sino que tiene una serie de gastos de mantenimiento, por tanto tendrás que contar con ellos para evitar sorpresas:

  • El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) que hay que pagar anualmente.
  • Los gastos de la comunidad.
  • El coste de los suministros: caldera, aire acondicionado, calefacción, electricidad…
  • El seguro del hogar.

Otra gestión importante es comprobar si la vivienda está libre de cargas, es decir, si tiene una hipoteca, si hay alguna orden de embargo sobre ella o cualquier tipo de deuda adicional, como por ejemplo, las cuotas de la comunidad pendientes.

Esto se puede averiguar acudiendo al Registro de la Propiedad y solicitando una nota simple informativa dónde obtendrás información sobre:

  • Descripción de la vivienda, con entre otras, su localización, el tipo de vivienda que es, la superficie construida y útil, la referencia catastral.
  • La titularidad de la vivienda, es decir, de quién es la casa y su participación en portales o trasteros.
  • Las cargas de la vivienda, si hay hipotecas u otras deudas y que en el caso de no ser saldadas pasarían a ser tuyas.

En definitiva, hay que comprobarlo todo muy bien y si no quieres complicarte, confía en los profesionales.