Ollé Bertrán

Cómo preparar una vivienda para venderla

Aunque nos parezca fácil y una obviedad, una vivienda tiene que estar en perfectas condiciones si queremos que resulte atractiva para los futuros compradores y se venda rápido. Es decir, el éxito o el fracaso de su venta, dependen mucho de cómo y qué enseñes.

Como ya se sabe ‘la primera impresión es la que cuenta’ y eso también es aplicable cuando enseñamos un inmueble. Una de las cosas básicas que podemos aplicar cuando queremos preparar nuestra casa para venderla es lo que se denomina ‘Home Staging’ o lo que es lo mismo ‘puesta en escena de la casa’ para que consigamos que nuestra casa luzca su mejor aspecto y llegue de manera positiva a los futuros compradores. Estas son algunas reglas básicas del Home Staging:

  • Limpiar y ordenar: puede resultar obvio, pero es una de las reglas primordiales para enseñar una casa. La casa tiene que lucir pulcra y con todo en su sitio.
  • Despersonalización: no importa lo bonita que esté tu casa, la decoración que tengas siempre será “tu decoración” y no tiene porqué gustarle a todo el mundo. Por eso, lo ideal es mantener una casa neutra, que no tenga demasiados objetos personales. Del mismo modo, si tienes las paredes con colores especiales o decoración especial, lo mejor será que pintes de nuevo la casa y que lo hagas con colores claros.
  • Espacio: no importa lo pequeña que sea la casa, lo mejor es reorganizar el espacio, poner los menos muebles posibles pero adecuados, a ser posible que no parezcan viejos, y que la casa resulte desahogada y luminosa, para esto último, si no cuentas con luz natural tendrás que prestar atención a colocar una buena iluminación.
  • Reformar: este es otro punto clave a la hora de preparar un inmueble para su venta. Hay que plantearse cambiar cosas que no funcionen o estén deterioradas con el uso y sustituirlo por cosas nuevas. Hay que prestar especial atención al baño y la cocina, que son dos de las habitaciones en las que más se fija un comprador.

Aquí habrá que valorar si vamos a realizar pequeños cambios porque no disponemos de presupuesto, o por el contrario nos planteamos algo más, incluso hacer alguna obra. Ten en cuenta que la inversión que hagas se traducirá en un aumento de precio, además de que la casa resultará más atractiva y se venderá antes.

Como hemos visto, algo tan sencillo como preparar una casa para venderla puede resultar un proceso más largo y pesado de lo que creemos, si realmente queremos hacerlo bien y que la venta se haga lo más rápido posible, tenemos que plantearnos seriamente la idea de contratar los servicios de un profesional. Las ventajas de dejar tu casa en manos de un profesional son muchísimas, pero quizás las más importantes son éstas:

  1. Información: un agente inmobiliario conoce el mercado, sabe cómo sacarle partido a tu vivienda, ellos prepararán tu anuncio haciendo que sobresalga del resto, y lo que es mejor, cuentan con portales y redes sociales desde donde pueden dar a conocer tu vivienda y hacer que llegue a un mayor número de personas, con lo que aumentan las posibilidades de una venta segura y rápida.
  2. Negociación: evitarás perder el tiempo entre llamadas y visitas inoportunas de gente que igual ni siquiera está interesada en comprar. Tu asesor controlará a los posibles compradores y en el caso de que  haya alguna oferta, podrá ayudarte con la negociación, ellos establecerán contigo el margen y el límite en función del precio de venta y te asesorarán en las mejores ofertas para conseguir la venta.

Desde nuestra agencia inmobiliaria Ollé Bertrán, nos ofrecemos para preparar tu inmueble, contamos con los mejores profesionales para poder sacarle el mayor partido a tu inmueble y que la operación de compra-venta se efectúe lo antes posible, sin que tengas que preocuparte por nada.

Desde nuestra web https://www.ollebertran.com/, podrás contactar con nosotros para cualquier duda o consulta que puedas tener, estaremos encantados de atenderte.