Ollé Bertrán

Cuánto cuesta rehabilitar un edificio

Tanto las casas como los edificios tienen una vida útil limitada y se hace necesario llevar a cabo tareas de rehabilitación para garantizar el buen estado del inmueble. Desde Ollé Bertrán vamos a contarte cuánto puede costar este tipo de trabajo y qué ayudas económicas se pueden solicitar.

Para empezar y antes de considerar cuánto podría costar la rehabilitación de un edificio habría que saber en qué va a consistir este trabajo, es decir, si el trabajo está enfocado a mejorar la estructura del edificio o se va a centrar en aspectos más ornamentales. Estas son algunas de las actividades que podrían incluirse a la hora de rehabilitar un edificio:

  • Trabajos en la fachada: como podría ser el pintado de exterior del edificio o la impermeabilización de la fachada, trabajando sobre las cubiertas bien reparándolas  o sustituyéndolas.
  • Trabajos de reforma integral que incluyan demoliciones y actuaciones más agresivas.
  • Trabajos de recalzado de cimientos y muros en el caso de que haya que reforzar las estructuras.
  • Trabajos de renovación de red eléctrica o de las instalaciones de fontanería.
  • Trabajos de mejora de eficiencia energética.
  • Trabajos de mejora de la seguridad del inmueble: que incluye un sistema de protección contra incendios, colocación de puertas de seguridad en zonas comunes y garajes, sustitución o instalación de sistemas de vigilancia, etc.

Por lo tanto, el precio para rehabilitar un edificio va a depender de las necesidades del inmueble en concreto y del tipo de trabajos que se tengan que llevar a cabo.

Si lo que os planteáis es llevar a cabo una rehabilitación integral en vuestro edificio, probablemente sea necesario realizar trabajos, tanto en el exterior como en el interior, a nivel más estructural y con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que viven allí.

  • Una rehabilitación integral incluye muchos trabajos, como accesibilidad y habitabilidad, mejora de la eficiencia energética, higiene y salud, protección del medioambiente y utilización de energías renovables. Actualmente suele tener un precio medio entre 1100 € y 1600 € por metro cuadrado.
  • La rehabilitación de una fachada es la parte del edificio más expuesta a los agentes externos y suele ser necesario rehabilitarla cada 25 o 30 años y no se trata solo del aspecto estético, sino que incluye trabajos de mejora de aislamiento térmico y acústico, intentar disminuir el consumo energético y alargar el periodo de vida útil de la fachada. El precio en este caso depende mucho del sistema que se elija, ya que hay varios y con diferentes características y por lo tanto con diferentes precios, para escoger el que mejor se adapte a las preferencias y necesidades del inmueble. Para tener una idea aproximada tenemos:
    • Enfoscado de cemento: es la opción más clásica y barata y cuyo precio oscila entre 20 € y 30 € por metro cuadrado.
    • Enfoscado monocapa: ofrece varias posibilidades en cuanto a texturas y colores y tiene un precio de entre 30 € y 40 € por metro cuadrado
    • Sistema de aislamiento térmico exterior (SATE) un sistema actual con materiales aislantes y la capa exterior funciona como elemento decorativo con un precio entre 50 € y 60 € por metro cuadrado.
    • Fachada ventilada: es una alternativa recomendable porque se consiguen acabados duraderos y de gran calidad aunque el precio es un poco más elevado y oscila entre 110 € y 120 € por metro cuadrado.
  • La rehabilitación energética conlleva ahorro energético, reducción del impacto medioambiental y la incorporación de tecnologías avanzadas. Este tipo de rehabilitación aunque requiere inversión inicial también aumenta el valor de edificio y ayudará a ahorrar en facturas.

En general, y dependiendo del tipo de rehabilitación, el precio puedes oscilar entre 20 € y 1.600 € por metro cuadrado y hablando en precios totales la cifra estaría entre 30.000 € y 500.000 €.

No obstante existen ayudas públicas para la rehabilitación de edificios a las que poder optar: por un lado encontramos el Plan de Vivienda 2018-2021 que corresponde al Ministerio de Fomento y por otro el IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía) para aquellos trabajos que tengan como objetivo la rehabilitación energética de los edificios.