Ollé Bertrán

¿En qué consiste el Home Staging?

El Home Staging es literalmente lo que sería la ‘puesta en escena de la casa’, se trata de una serie de técnicas que aparecieron en los Estados Unidos en los años 30 y que ahora se está extendiendo por Europa, y consiste en preparar la casa dándole un mejor aspecto para venderla a futuros compradores.

La diferencia principal entre decorar y el Home Staging es que con lo primero, lo que estamos haciendo es preparar la casa para el gusto personal del propietario que va a vivir en ella, sin embargo, el Home Staging lo hace de una manera general, más aséptica, de modo que llegue a gustar a un mayor número de personas con el objetivo de venderla de manera rápida y consiguiendo el mejor precio.

Para ello, el Home Stager (que es la persona encargada de realizar estos preparativos) tendrá que preparar la vivienda con algunas técnicas, destacando lo mejor de la casa e intentando minimizar los puntos débiles de la misma. No hablamos de esconder defectos, sino de arreglarlos o mejorarlos.

La primera impresión es la que cuenta, y al comprar una casa esto también se valora, con lo que hay que acondicionar la vivienda lo mejor posible de manera que destaque entre la oferta existente y llegue de manera positiva a los compradores.

Para empezar, el Home Stager debe despersonalizar la casa, ya que por muy bonita que nos parezca nuestra decoración, se trata de un gusto muy personal, y de lo que se trata es de que la casa guste a más gente, por lo tanto hay que quitar cosas del tipo ‘fotos de familia’, recuerdos de viajes, etc.

Por otro lado, es muy importante que la casa esté despejada para que dé sensación de amplitud, y por supuesto que esté ordenada y limpia. Por muy cuidadosos que seamos, el paso del tiempo hace que los muebles y las estancias se deterioren, pero mediante algunas pequeñas reformas sin necesidad de realizar obras, se puede dar un aspecto semi-nuevo y fresco a la vivienda, ya que los futuros compradores o inquilinos se fijan mucho en estos aspectos.

Para empezar, lo mejor es pintarla de algún color claro (en el caso de que tengamos colores más personales), ya que de lo que se trata es de que el espacio sea acogedor y neutro para que los compradores se sientan cómodos durante la visita. Asimismo, se pueden realizar pequeñas reparaciones de cosas que no estén del todo bien, como un grifo que gotee, algún electrodoméstico que no esté en buen estado, etc., para que la casa luzca impecable.

El Home Staging no se limita a viviendas particulares, sino que también se puede aplicar a la venta de locales, despachos, apartamentos, casas, etc., y no solo tiene como objetivo la venta, si lo que quieres es alquilar tu casa o tu local, también se puede recurrir a estas técnicas. Con respecto a los precios, variarán en función de lo que estemos dispuestos a hacer, para ello, debemos pedir presupuesto y que nos aconsejen qué es lo mejor para nuestra vivienda en función de las necesidades que tenga.

La ventaja de acudir a un Home Stager para vender la vivienda es que se trata de personal cualificado, que conoce el mercado y los gustos de los compradores, y que mejorará el aspecto de nuestro inmueble para que se venda más rápido. Normalmente los compradores aprovechan las carencias de las viviendas para pedir una negociación del precio pero si tenemos este servicio, nuestra casa no ofrecerá carencias sino que tendrá un plus con todas las mejoras, de ese modo, no habrá lugar a negociación y se venderá con su verdadero valor.

Aunque nos parezca fácil poder llevar a cabo este tipo de ‘arreglos’ para vender nuestra casa, lo cierto es que para un propietario a veces resulta muy subjetivo el hecho de decorar o mejorar su vivienda. Sin embargo, contratar un Home Stager, nos dará objetividad y por supuesto gestionará la preparación de nuestra vivienda en un tiempo menor para que la venta se realice lo antes posible. Lo mejor, es ponernos en manos de los profesionales para que nos ayuden en este proceso tanto de alquiler como de venta para conseguir nuestro objetivo sin problemas.

Contar con una inmobiliaria como Ollé Bertrán, puede ayudarte a preparar tu vivienda de una forma rápida y profesional.

La experiencia en múltiples operaciones similares hace que podamos proporcionar un servicio 360º a la hora de dar cobertura a las necesidades que puedas tener para vender un inmueble en Barcelona.