Ollé Bertrán

Ideas y ventajas de tener un vestidor en casa

A todos nos gusta la idea de tener un vestidor en casa, y aunque pensemos que esto está pensado para grandes viviendas, también hay muchas ideas para poder disfrutar de un vestidor con espacio más reducido.

El caso es que tener un sitio bien un espacio en una habitación o bien una habitación completa (si eres más afortunada o afortunado) no es solo para hacernos sentir más modernos, un vestidor hace que no tengas que dejar la ropa repartida por toda la casa y que ganes en comodidad y en tiempo, tenerlo todo a mano y a la vista supone un gran ahorro a la hora del tan temido ‘qué me pongo’ de todos los días. Aquí os proponemos algunas ideas para montar vuestro vestidor:

Para empezar has de saber que existen una gran variedad de tiendas tanto grandes almacenes como pequeños comercios que fabrican y venden vestidores.

En el caso de los grandes almacenes tienes una serie de ventajas tales como:

  • Fabricación en serie: al ser fabricación en serie tendrás la opción de encontrar alguno que se adapte a tu espacio entre la oferta disponible.
  • Económicos: precisamente porque hay más oferta salen más baratos.
  • Abiertos o cerrados: tienes la posibilidad de comprarlo con o sin puertas, teniendo en cuenta que eso aumentará el precio final.

Por otro lado, siempre tienes la opción de elegir unos armarios a medida, que se adecúen a tu estilo y a tus necesidades, con este tipo de vestidores tendrás estas ventajas:

  • Mejor aprovechamiento del espacio: adaptándose al espacio que haya a la perfección y no desaprovechando huecos.
  • Adaptación a tus gustos: los vestidores estándar son eso, estándar y vienen de una forma y unos colores muy concretos, que en el caso de ser un poco creativa o simplemente tener un gusto muy específico, no cuadran con nuestro estilo.
  • Personalizado: en la línea del gusto, podemos personalizar el vestidor de manera que tengamos cabida para lo que realmente necesitamos y vayamos a utilizar, de nada te sirve tener una percha para corbatas incorporada si no las usas…
  • Abiertos o cerrados: puedes dejar la ropa a la vista o por el contrario ponerle puertas, que vayan en consonancia con el estilo que quieres y de igual forma personalizados.
  • Adaptado a tu presupuesto: normalmente los muebles a medida suelen ser más caros, pero si acudes a un profesional y pides información, seguro que encuentra la forma de fabricarte un vestidor a medida dentro de tu presupuesto.

Una vez tengas claro esto, solo queda que organices tu ropa y seas capaz de buscarle los elementos de organización y almacenaje de acuerdo a tus necesidades, aunque hay elementos generales tales como:

  • Percheros: para colgar vestidos, abrigos, chaquetas, etc. También puedes colocar fundas para mientras no uses la ropa que se conserve mejor.
  • Cajoneras: imprescindibles para almacenar todas las cosas pequeñas, como por ejemplo, la ropa interior. Asimismo puedes poner cestas en los cajones para los pañuelos, cinturones, etc.
  • Pantaloneros: son muy útiles para colgar los pantalones y dejarás más espacio en las perchas para otras cosas.
  • Zapateros: puedes guardarlos en cajas o poner directamente un zapatero, dependiendo del espacio que tengas, los hay colgantes para ponerlos directamente en la pared…
  • Estantes: la parte de arriba de los armarios puede ser muy útil para colocar cajas y guardar cosas que no usemos habitualmente y a la vez son un espacio añadido.
  • Colgadores: puedes incluir todo tipo de perchas que faciliten el orden, como colgadores para pañuelos, con perchas múltiples para colgar los collares, corbatas, etc.
  • Iluminación integrada: si añades una iluminación integrada a tus armarios, lucirá mucho más bonito y te resultará más fácil aún encontrar todo lo que necesites.

Como hemos comentado, y aunque sea lo ideal, no necesitas una habitación completa para montar un vestidor, se puede dividir la estancia para que puedas crear el ambientes para el dormitorio y para el vestidor en un mismo espacio y puedes verlo todo a primera vista para poder elegir la ropa y los complementos en el menor tiempo posible, al mismo tiempo tanto un vestidor abierto como cerrado, estando en orden ayudarán a mantener y proteger la ropa en perfecto estado durante más tiempo.