Ollé Bertrán

Qué revisan los bancos ante una solicitud hipotecaria

Es bien sabido que los bancos son grandes aliados a la hora de adquirir una vivienda. Si no tienes la liquidez suficiente, solo tienes que solicitar una hipoteca a un banco. Pero aunque parezca muy sencillo, sabemos que obtener una hipoteca supone una gran responsabilidad para la familia. Si ya decidiste adquirir una casa por medio de financiaciones bancarias, te enumeramos cinco factores y documentos que revisarán los bancos ante tu solicitud.

Experiencias de financiación

Para no ser un completo desconocido ante la banca escogida, es importante que lleves documentos que sean una referencia para demostrar tu responsabilidad crediticia. Pueden ser préstamos pequeños en los que hayas saldado tu deuda y hayas sido responsable con los pagos requeridos.

Liquidez para cumplir con los pagos

A los bancos no solo les interesará el estado satisfactorio de tus anteriores experiencias crediticias, sino que será necesario que puedas comprobar que tienes la liquidez para llevar adelante el préstamo sin atrasos, ni grandes dificultades. Si eres una persona natural, será suficiente un recibo de nómina, los últimos estados de cuenta y entregar información necesaria sobre tus responsabilidades mensuales. Lo ideal es que las cuotas no superen el 30% de tus ingresos.

Prudencia en la solicitud

Debes evitar pedir créditos como un desesperado. Eso no será un buen indicio para una entidad bancaria. Cada intento quedará registrado y lo más apropiado es que estudies muy bien cuáles son las opciones más favorables, además de esperar como mínimo veinte días entre una solicitud y otra.

Score en el Buró de Crédito

A través de un velocímetro, las instituciones financieras podrán ver tu reputación en los créditos que hayas solicitado en el pasado. Si tu color es el verde, los bancos confiarán en ti para darte una mayor cantidad de dinero con bajos porcentajes de interés.

¿Eres un adulto mayor?

Si tienes más de 80 años, es muy difícil que los bancos se arriesguen a otorgar un crédito. Por más que tengas una buena reputación a la hora de pagar financiaciones, es posible que los plazos que ofrezcan sean muy cortos. Una opción que puedes tener es presentar un aval en el que otra persona se haga responsable en caso de fallecimiento. Así tendrán más confianza a la hora de la solicitud.