Ollé Bertrán

¿Qué son los huertos urbanos y cómo tener uno en casa?

Un huerto urbano es un espacio cubierto o no, destinado para el cultivo de flores, plantas aromáticas, hortalizas y hierbas medicinales, frutales… a escala doméstica.

Aunque pueda parecer algo relativamente moderno el huerto urbano nació durante la revolución neolítica, cuando las mujeres sembraban semillas alrededor de las casas donde vivían. La idea de crear huertos urbanos nace en la Segunda Guerra Mundial, convirtiéndose en una forma indispensable para subsistir, ya que durante las guerras, muchos países europeos no se podían permitir depender de las importaciones y los ciudadanos debían alimentarse.

Es a partir de los años 60 cuando vuelven a resurgir de la mano de los movimientos ecologistas y antisistema.

Actualmente en los países más desarrollados, ya forma parte de una nueva alternativa al consumo de alimentos transgénicos y con pesticidas.

De hecho, las empresas fabricantes de productos para agricultura y jardinería, han desarrollado e incorporado en sus catálogos una amplia gama de semillas, sustratos y fertilizantes, etc., para que se utilicen en estos huertos urbanos.

Los huertos urbanos pueden ser de diferentes tipos en función de su ubicación:

  • Huerto urbano en el jardín
  • Huerto urbano en la terraza
  • Huerto urbano en el balcón
  • Huerto urbano en el campo
  • Huerto urbano de ciudad
  • Huerto urbano vertical

Pero también hay diferentes tipos de huertos urbanos en función de los colectivos que los gestionen:

  • Huerto urbano agrícola: normalmente situado en la periferia de las ciudades, son huertos familiares gestionados por agricultores locales que en general cultivan frutas y hortalizas de estación. Son importantes porque se trata de una agricultura que gestiona alimentos de proximidad, comulgando con la idea de producto de temporada y de apoyo a la producción local.
  • Huerto urbano social: estos huertos cumplen una función bien terapéutica bien de educación, por ejemplo, para que los niños conozcan la agricultura y se familiaricen con la naturaleza, así como para el ocio ocupacional de personas mayores donde puedan dedicar unas horas aquí en el huerto y se relacionen entre sí.
  • Huerto urbano como hobby: en este caso, se trata de pequeños huertos en jardines privados, terrazas, balcones, azoteas, etc., en los que se disfruta en privado de la gestión y se comparten con familiares y amigos o vecinos, aquí se incluirían los huertos verticales que permiten cultivar sobre la propia pared.

Como hemos apuntado anteriormente, hay muchos tipos de ubicación para poder instalar un huerto urbano, con lo que podemos crearlo prácticamente en cualquier sitio, pero vamos a describir qué hace falta en todos y cada uno de ellos:

  • Luz directa: al igual que el resto de las plantas, las hortalizas necesitan luz solar para obtener energía a través de la fotosíntesis, así que será importante valorar la disponibilidad de la luz que tenemos en las diferentes épocas del año para valorar qué tipo de cultivo vamos a realizar.
  • Recipientes y sustratos: habrá que elegir aquellos recipientes que nos permita un mayor volumen de sustrato. Existen recipientes de todos los tamaños y todos los materiales, siendo mejor una u otra opción según el espacio y el tipo de cultivos que queremos desarrollar. Una de las más interesantes es la mesa de cultivo, con diferentes longitudes anchos y alturas. Con respecto a los sustratos, deben ser ligeros y tener una adecuada porosidad para retener los nutrientes fundamentales.
  • Riego: para mantener una humedad constante lo mejor es poner un sistema de riego por goteo con programador.
  • Semillas y plantones: para empezar con el huerto en casa, una opción interesante es comprar plantel y cuando vayamos adquiriendo experiencia, podemos ir combinando el uso de semillas y plantones optando preferiblemente por uso de semillas ecológicas.

A partir del año, que viene el huerto urbano más grande estará ubicado en París, con una superficie de unos 14000 m2 y que producirá más de 900 kg de frutas y verduras todos los días durante temporada alta, dejando a Nueva York en segundo lugar que hasta ahora contaba con el huerto más grande del mundo con una superficie de 6000m2.

En Ollé Bertrán apostamos por la ecología y te animamos a montar tu propio huerto urbano.