General

La tecnología al servicio del hogar: Robots que limpian por nosotros

La verdad es que a cualquiera le gustaría tener una máquina que hiciera la cama, cocinara o sacara la basura. Y, aunque todavía no existen modelos así en el mercado, las empresas están trabajando en autómatas que se ocupen de nuestras tareas cotidianas.

La tecnología llegó para volver realidad nuestras fantasías y hacernos la vida mucho más fácil. Hace ya años que se pusieron en circulación, pero una bajada notable en el precio de estos aparatos los están convirtiendo en algo casi indispensable en la mayoría de los hogares. Nos estamos refiriendo a los robots aspiradora, que lideran la comercialización de pequeños electrodomésticos durante este final de 2017 e inicio de 2018.

¿Cómo funcionan?

Las aspiradoras robóticas poseen unos sensores que escanean el entorno y crean un mapa con información detallada. Así pueden agregar en el sistema de navegación determinados recorridos.

Las aspiradoras robóticas detectan sillas, mesas, sofás, muebles en general y zonas con desniveles a través de detección infrarroja. De esta forma pueden decidir en tiempo real a donde dirigirse y cómo actuar efectivamente. Los modelos más recientes, los cuales tienen cámaras y sensores ultrasónicos.

Nace Roomba

Hace 15 años la empresa iRobot diseñó su primera aspiradora robótica y la llamó Roomba. Hasta la fecha se han vendido más de 18 millones de modelos y con el transcurso del tiempo la han ido actualizando. De hecho, la Roomba 980 y 960 son las más aspiradoras fascinantes, ya que poseen una cámara con la que pueden crear patrones visuales de la casa. Para ser más específicos, esta máquina desarrolla un mapa del lugar en tiempo real para lo que usa una tecnología conocida como VSLAM que se traduce como Localización Visual y Mapeo Simultáneo del espacio.

Gracias a este invento, iRobot se ha posicionado como la empresa pionera en el diseño y fabricación de dispositivos robóticos para hogares e instituciones.

Sigue Xiaomi

Roomba es la aspiradora robótica más sofisticada del mundo y su precio puede llegar a ser exorbitante. Sin embargo existe una alternativa más económica: Xiaomi Mi Robot Vacuum. Esta pequeña máquina es controlada gracias a una aplicación que se puede descargar en el móvil, monitorizando su actividad y para poder establecer remotamente programas de limpieza. Su aspecto físico es similar al de los productos de la competencia y su tecnología interior logra una alta potencia de succión sin implicar ruido alguno.

Esta aliada del hogar tiene un precio de 1.700 yuanes, lo que al cambio actual equivale a 230 euros. Esta opción se ha vuelto muy popular en China, pero aún tiene que adentrarse al mundo occidental.

Robots cada vez más cerca

Durante los últimos años la empresa iRobot ha diseñado dispositivos que son capaces de identificar cada una de las habitaciones de nuestro hogar para limpiarlas de formas diferentes. Así, la máquina sabe que el suelo del baño requiere mucho más esmero que el del salón.

Al parecer, los ingenieros de la compañía se están enfocando en dotar a los robots domésticos de un mejor sentido de la vista. Para ello han generado un sistema de imágenes en 3D que estos usarán para entender mejor nuestro hogar. Este sistema incluye objetos como camas, muebles, lámparas, televisores, lavabos, cocinas y todo tipo de inmobiliario cotidiano. En consecuencia, los pequeños autómatas sabrán como interactuar con nuestro mundo físico.

El objetivo es que las máquinas logren diferenciar los objetos de acuerdo a su importancia y uso. De este modo limpiarán no solo el suelo, sino también útiles como jarrones, libros y cuadros. También se espera que estos robots sean cada vez más inteligentes, adaptando su comportamiento ante determinadas situaciones.

Definitivamente, Julio Verne tenía razón: “Todo lo que una persona pueda imaginar, otras podrán hacerlo realidad”.