Ollé Bertrán

Tendencias para vestir tus paredes más allá de la pintura

La mayoría de la gente se limita a decorar las paredes (si es que realmente podemos llamarlo así), con pintura, y dependiendo de nuestros gustos, habrá más o menos color, pero la realidad es que una pared forma un elemento fundamental de la vivienda y por lo tanto, puede aportar muchísimo a nuestra decoración.

Desde nuestra agencia inmobiliaria Ollé Bertrán te vamos a dar algunas ideas para vestir tus paredes más allá de la pintura.

  • Papel pintado y vinilo: es una de las primeras opciones que utilizamos en el caso de no querer dejar nuestras paredes simplemente con pintura, en su favor, podemos decir que los papeles pintados y los vinilos actuales está muy mejorados y hay multitud de diseños, dibujos y estampados que se pueden adaptar a cualquier decoración. Igualmente son fáciles de limpiar y de colocar. No obstante, el vinilo es más recomendable para las zonas húmedas.
  • Baldosas de cerámica: aunque las baldosas de cerámica están relegadas a la cocina o a los cuartos de baño, en realidad, es un material muy útil, que soporta muy bien la humedad y que se puede utilizar en todas las paredes. En la actualidad existen multitud de formatos cerámicos diferentes, tanto en cuestión de tamaño como en colores o efectos, algunos incluso imitando otras texturas y materiales. La ventaja de las baldosas de cerámica es que ayudan a disimular defectos, además de que es un material muy fácil de instalar y muy resistente.
  • El mármol: aunque al igual que las baldosas de cerámica siempre se utiliza para los baños o las cocinas, se trata de un elemento natural que aporta elegancia a cualquier estancia. El mármol tiene una gran variedad de colores, pero como siempre, los blancos aportarán más luminosidad y los colores oscuros quedarán mucho más elegantes pero no se puede abusar de ellos para que no quede la estancia demasiado oscura.
  • La madera: es uno de los elementos más cálidos y naturales para revestir paredes, asimismo, existe una gran variedad de colores (teniendo en cuenta que los tonos de madera más claros cargan menos los ambientes que los oscuros) puedes elegir revestir la pared completa o a media altura.
  • La piedra: aunque la mayoría de las veces este elemento se emplea en el exterior de las viviendas, también se puede colocar en el interior, aportando un toque rústico y natural. Se trata de un material muy versátil que funciona muy bien en diferentes estancias: salón, baños y cocinas. Si no tienes demasiado presupuesto para colocar piedra natural, puedes optar por utilizar baldosas o paneles que imitan muy bien la piedra y son mucho menos costosas.
  • El ladrillo visto: que puede ser auténtico o de plaqueta que imita el material, esta opción no solo sirve para decorar una casa rústica sino que también es una decoración apta para el estilo industrial si se combina con ese tipo de elementos. Los hay con acabado envejecido o de colores diferentes e incluso si te atreves, puedes combinar ladrillos de diferentes tonalidades, lo más recomendable para no recargar la habitación sería poner una pared de ladrillo visto y el resto dejarlo con pintura.
  • El cemento pulido: se trata de un material sencillo que aporta neutralidad y armoniza con estilos diferentes: con la cerámica, con el ladrillo visto o con cualquier otro material. Si tu casa tiene un estilo contemporáneo, esta es la opción más adecuada, aunque también combina muy bien con estilos industriales o incluso rústicos.
  • Paneles de vidrio: teniendo en cuenta que los pisos suelen ser bastante pequeños, los paneles de vidrio se perfilan como una de las mejores propuestas para separar estancias y aportar amplitud y luminosidad. Se puede hacer una pared completamente de cristal o combinarla con hierro forjado. Entre sus ventajas, además de aportar luz, son fáciles de limpiar y dan un toque moderno.
  • Paneles 3D: si eres más atrevido, puedes optar por los paneles decorativos en 3D, el material suele ser de poliuretano y eso hace que se mejore el aislamiento y la humedad de las paredes. Estos paneles vienen en módulos y aporta un efecto de volumen que se puede adaptar a cualquier espacio.

Como vemos, existen muchas posibilidades para revestir tus paredes y darle un toque de originalidad, a la vez que puedes aportar un estilo diferente a tu hogar.

Ollé Bertrán

Licencias de obras: qué son y cómo solicitarlas

Si no queremos encontrarnos ningún problema a la hora de acometer cualquier obra o reforma en nuestra vivienda, lo primero que tenemos que hacer antes de realizar cualquier cambio, es averiguar si vamos a necesitar una licencia de obra.

Una licencia de obra, por tanto, es un permiso para poder realizar cualquier tipo de construcción o reforma requerido por una administración local. El objetivo de estas licencias es comprobar que cualquier obra o reforma que se realiza esté adecuada a lo que establece la normativa urbanística.

Existen dos clasificaciones de licencias de obra: licencias para obra menor y licencias para obra mayor.

Las licencias de obra mayor se solicitan en el Ayuntamiento correspondiente y siempre y cuando la reforma o la obra, suponga una modificación de la estructura o de los elementos comunes de la edificación.

En este caso, la licencia de obra mayor requiere un proyecto que esté elaborado por un arquitecto o un arquitecto técnico. Entre los trabajos más comunes que se suelen realizar para los que hace falta una licencia de obra mayor encontramos:

  • La construcción de una nueva planta.
  • El cambio de uso de un inmueble.
  • La modificación en la estructura de una edificación.
  • La ampliación en altura y en el volumen.
  • Los diferentes trabajos de rehabilitación de un edificio.
  • Los diferentes trabajos tanto en los elementos comunes del edificio como aquellos relacionados con la protección contra incendios.

El coste de una licencia de obra mayor se sitúa en tu un 2% y un 5% del presupuesto de la obra sin IVA.

Es muy importante saber que la solicitud de una licencia de obra mayor es obligatoria, y el hecho de no haberla solicitado, supone que la persona que ejecute el trabajo será responsable de cualquier accidente, además de que podrá recibir una denuncia por parte del Ayuntamiento con multas que ascienden a un mínimo del 2% del valor de la obra.

Las licencias de obra menor, por su parte, son licencias que se aplican a trabajos más sencillos, que normalmente afectan a la estructura y la distribución del interior de una vivienda. En cuanto a los tipos de trabajos que requieren una licencia de obra más menor, encontramos:

  • La instalación de cerramientos.
  • La colocación de revestimientos.
  • Las obras tanto de fontanería como de electricidad.
  • La eliminación de obstáculos para personas con discapacidad.
  • Cualquier pequeña reparación.

Aunque estos trabajos pueden afectar tanto al interior como al exterior de una vivienda o de un local,  en principio tienen que ser trabajos más sencillos, ya que en el caso de que sean trabajos que modifiquen la estructura, como hemos dicho, habrá que solicitar la licencia de obra mayor.

Esta licencia al igual que la anterior también se solicita en el Ayuntamiento correspondiente normalmente en la Delegación de Urbanismo.

El coste de una licencia de obra menor está entre el 3% y el 5% del coste de los trabajos que se lleven a cabo sin el IVA, el cual solo se aplicaría en un presupuesto superior a los 10.000€.

No obstante, si nos quedan dudas con respecto al tipo de trabajo que vamos a realizar en nuestra vivienda y no tenemos claro cuál es la solicitud que tenemos que hacer, el Ayuntamiento es quien determina qué tipo de licencia es necesaria para según el trabajo que se vaya a realizar.

Si en principio la licencia de obra mayor la puede solicitar el propio arquitecto o arquitecto técnico, la licencia para obra menor, la puede solicitar el propietario de la vivienda o incluso la empresa que lleve a cabo los trabajos.

En cualquier caso, y al igual que ocurre con la licencia de obra mayor, es obligatorio solicitar la licencia de obra menor, ya que si no contamos con ella, también puede acarrearnos otro tipo de sanciones.

Aunque tengamos los permisos oportunos, no está de más comunicarle a la comunidad de propietarios que vamos a realizar algunos trabajos o reformas en casa, ya que teniendo los permisos, no tenemos por qué tener ningún problema.

En Ollé Bertrán disponemos tanto de servicio de Arquitectura Técnica para la rehabilitación y reformas del hogar, como un servicio de ingeniería para cualquier proyecto de obra o reforma que necesite un edificio.

Confía en nuestros expertos, tanto para la consulta sobre cualquier licencia de obra que necesites en un inmueble, como para poder tramitar su obtención con todas las garantías.

Ollé Bertrán

Cómo integrar los pasillos en la decoración de tu hogar

Los pasillos tuvieron su origen para que se pudiera pasar de una estancia a otra de una manera independiente y no tuvieran que cruzarse las habitaciones para llegar de un sitio a otro. Por eso, y aunque los pasillos sirvan para dar privacidad e intimidad, también es cierto que en muchas ocasiones ocupan demasiados metros cuadrados que solo sirven para esa distribución y que en realidad no se usan.

Sin embargo, existen multitud de posibilidades e ideas decorativas para poder aprovechar un pasillo, aquí mostramos algunas soluciones.

Integrar pasillos con mucho espacio

Está claro que si el pasillo es bastante espacioso, la idea principal para poderlos integrar siempre es buscar una nueva forma de almacenaje:

  • Si se trata de un pasillo que comunica la cocina con alguna otra estancia, se puede colocar una despensa que sirva para abastecer la cocina, o cualquier armario que sirva incluso para meter la lavadora y la secadora y se gane espacio en la cocina.
  • Si está en el pasillo de la entrada, lo ideal es colocar un armario donde podamos guardar todas las cosas que necesitamos para salir a la calle, lo más recomendable es que quede integrado en el recibidor.
  • En cualquier hueco de la casa y donde haya espacio siempre se puede poner un armario empotrado, que sirva para guardar ropa, para elementos de limpieza, etc., a nadie le sobran sitios de almacenaje en casa y si lo pones a juego con las paredes, siempre quedará integrado en la decoración y ganarás espacio.

Con respecto al fondo, por lo general, un armario debe tener como unos 50 o 60 cm de fondo, pero algunas veces se puede reducir un poco, hasta incluso 40 cm.

Integrar pasillos con menos espacio

Si el espacio de paso que tenemos no da para colocar armarios, hay otras soluciones que pueden servir para integrarlos en nuestra decoración.

  • Si cuentas con un buen presupuesto, puedes integrar una estantería para colocar libros en el pasillo, si no siempre puedes optar por colocar cajas de palets y utilizarlas a modo de estantería.
  • Si no quieres que el pasillo esté decorado de suelo a techo también puedes colocar algún mueble bajo que te sirva como almacenaje pero no ocupe todo el espacio visual. O por el contrario, puedes colocar baldas que sirvan para incluir cosas de decoración que puedas ir variando como cuadros, fotos, etc.
  • Otra forma de decorar pasillos es colocando muebles de consola que también sirvan en parte para almacenar cosas o incluso algún banco para que sea una zona de relax, sobre todo si está en un pasillo con mucha luminosidad.

Si la casa no es demasiado espaciosa, los pasillos se pueden integrar de manera que se gane en amplitud y luminosidad, por ejemplo, con una pared de cristal.

No obstante y si esta zona de paso es lo suficientemente estrecha como para no poder añadir ninguna de las ideas anteriores, siempre hay que pensar en integrar el pasillo en la decoración de alguna manera, como por ejemplo, decorarlo con un papel pintado que sea diferente al resto de la casa para darle un toque original, vestirlo con cuarterones (que a su vez sirve para proteger las paredes), añadirle distintos tipos de arrimaderos, decorar el pasillo con molduras…, y siempre puedes darle un toque original vistiendo tu pasillo con alfombras que además de jugar visualmente con el despacio le dé color y calor.

Con respecto al espacio, lo que sí hay que tener en cuenta es que entre los muebles que coloquemos, ya sean estanterías, alacenas, armarios, etc., tiene que quedar una distancia de unos 90 cm libres delante de cada mueble para que no haya problemas de paso.

Como vemos son muchas las opciones y las posibilidades de decoración que ofrece un pasillo, ideas para todos los gustos y todos los presupuestos pero con un único fin, aprovechar esos metros de nuestra vivienda.

En nuestra agencia inmobiliaria Ollé Bertrán disponemos del servicio de interiorismo y ambientación de espacios, por eso si tienes un pasillo y quieres darle un mejor uso, no dudes en contactar con nuestros expertos profesionales, ellos elaborarán un proyecto ajustado a tu presupuesto y podrás ganarle metros a tu casa con todas las garantías.