Ollé Bertrán

¿Cuáles son los gastos que tiene que asumir el vendedor de un inmueble?

La mayoría de las personas que pone un inmueble en venta, desconoce que esa operación también implica una serie de gastos, incluyendo impuestos, por eso aunque vender un inmueble siempre sale rentable, es interesante saber cuáles son los gastos que tiene que asumir el vendedor de un inmueble.

Gastos que asume el vendedor antes de vender una vivienda

El vendedor de un inmueble tiene que disponer de una documentación específica antes de vender su vivienda entre la que se incluye:

  • El certificado de eficiencia energética: que es un documento que tiene que aportar el vendedor tanto si vende su inmueble a través de una agencia inmobiliaria como si lo hace de forma particular. Este documento incluye la información energética de la vivienda y se obtiene a través de una empresa especializada que enviará a un técnico que nos realizará un informe para conseguir la etiqueta energética. El precio depende de la empresa contratada y de las tasas del Ayuntamiento y puede llegar a costar unos 100€ más IVA además de las tasas.
  • La cédula de habitabilidad: en el caso de Cataluña este documento es obligatorio para vender una vivienda y certifica que el inmueble cumple con los requisitos mínimos de seguridad. Tampoco hay un precio estándar y depende de la vivienda y de la empresa, así como de las tasas del Ayuntamiento. Para un piso de unos 80 metros cuadrados son aproximadamente 120€ con tasas incluidas.
  • La nota simple: es un documento bastante económico 9€ que se puede solicitar en el Registro de la Propiedad, y que aunque es normalmente el comprador quién lo solicita para comprobar el titular de la vivienda y que el inmueble esté libre de cargas, es interesante que el vendedor lo solicite y compruebe los datos previamente.

En el caso de que en la vivienda no tenga hipoteca pero no esté cancelada en el registro esto aparecerá en la nota simple, por lo tanto, tendremos que proceder a la cancelación registral de la hipoteca, cuyo precio varía en función de si lo hacemos a través de nuestro banco o una gestoría independiente o por nuestra cuenta yendo desde los 1.100€ a los 400€.

Gastos que asume el vendedor durante la venta de una vivienda

En el momento en que tenemos un comprador, hay que realizar una serie de gastos, como son los gastos de la escritura pública en la Notaría entre los que se incluyen los honorarios del notario y que aunque suelen correr a cargo del comprador, el vendedor tiene que hacerse cargo de la escritura pública de compraventa y los gastos variarán en función del precio del inmueble.

Asimismo, si se ha solicitado los servicios de una agencia inmobiliaria para vender el piso, habrá que pagar la comisión que oscila entre un 3% y un 7% sobre el precio de venta.

Gastos que asume el vendedor después de vender una vivienda

Con la casa ya vendida hay que abonar una serie de impuestos entre los que se incluyen:

  • IRPF: que hay que pagar en el caso en que hayamos obtenido una ganancia patrimonial, es decir, que la diferencia entre el valor de adquisición (valor de compra) y el de transmisión (valor de venta) salga positivo, en cuyo caso tributará en un porcentaje que va entre el 19% al 23% dependiendo de la ganancia obtenida. No obstante,  hay exenciones a este pago,  como por ejemplo: si se es mayor de 65 años, si se reinvierte el dinero obtenido en una nueva vivienda o si se da el piso en dación en pago.
  • Impuesto sobre el Incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana o plusvalía municipal: este impuesto tiene que ver con el valor del suelo y el aumento del valor experimentado durante los años en que hemos sido propietarios, para ello, se tiene en cuenta el valor catastral, los años de propiedad y el coeficiente y porcentaje estipulado por el Ayuntamiento.
  • Impuestos sobre Bienes Inmuebles (IBI): este impuesto corresponde pagarlo al propietario del inmueble con fecha 1 de enero, no obstante, en muchos casos se negocia el pago entre el comprador y el vendedor, de ser así, cada uno pagaría por los meses en los que va a ser propietario del inmueble durante ese año.

En Ollé Bertrán disponemos de un servicio de asesoría jurídica donde ponemos nuestra experiencia, tanto jurídica como fiscal, al servicio de nuestros clientes para ayudarles a minimizar los riesgos de cualquier operación.