Ollé Bertrán

He heredado un inmueble ¿Cómo puedo venderlo?

Son muchos los casos de las personas que reciben un inmueble en una herencia y es entonces cuando surgen diferentes dudas como cuánto puede costar heredar ese inmueble o si se puede vender una vivienda heredada.

Las opciones una vez que se hereda una vivienda dependerá de las necesidades y de lo que el propietario quiera hacer, ya que siempre existe la opción de quedárselo para uso personal, alquilarlo para poder obtener rentabilidad a medio-largo plazo o de venderlo para que la rentabilidad sea de forma inmediata.

Teniendo en cuenta que no existe un tiempo determinado para poder vender una vivienda que se ha heredado, sí que hay que tener en cuenta una serie de pasos y de trámites a seguir para poder venderla.

  1. El primer paso es recopilar toda la documentación necesaria con respecto a la herencia entre la que se incluye el certificado de defunción y el certificado de últimas voluntades, para conocer si hay testamento y en qué notaría se encuentra. El certificado defunción se solicita en la propia funeraria o en el Registro Civil y el certificado de últimas voluntades se puede solicitar 15 días después del fallecimiento en el Registro General de actos de últimas voluntades y para ello, hay que presentar el certificado de defunción y el pago de la tasa correspondiente.
  2. Una vez en la Notaría se procederá a realizar la escritura de adjudicación de la herencia y las escrituras de la casa firmando ante notario, y esto es fundamental para poder cambiar el nombre del titular de la vivienda y poder realizar la venta posterior.
  3. Una vez somos titulares de la vivienda hay que liquidar dos impuestos:
    1. El Impuesto de Sucesiones y Donaciones: que depende de cada comunidad autónoma  y para el que contamos con un plazo de seis meses con posibilidad de prórroga si se solicita para poder abonarlo. En Cataluña el impuesto de sucesiones depende de varios factores:
      1. Del valor de la vivienda, que cuanto mayor sea, mayor cantidad de impuestos habrá que pagar.
      1. Del grado de parentesco, en cuyo caso, cuanto más cerca sea el grado de parentesco menor porcentaje habrá que aplicar.
      1. Del patrimonio del fallecido, es decir, el impuesto será mayor si la persona cuenta con un gran patrimonio.
      1. Del tipo de vivienda, ya que si la vivienda heredada era la residencia habitual de la persona fallecida y los herederos son el/la cónyuge y/o sus hijos, se puede llegar a tener una bonificación del 99%.
    1. El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana o plusvalía municipal que grava la revalorización del terreno durante los años en que el fallecido ha sido propietario del inmueble. Con este impuesto hay que tener en cuenta que si no se efectúa la venta de la vivienda durante el año en que se ha heredado, habrá que volver a pagar el impuesto al año siguiente.
  4. Con los impuestos liquidados y toda la documentación anterior hay que acudir al Registro de la Propiedad para poder cambiar la titularidad del inmueble a nuestro nombre. Para ello, habrá que entregar una documentación determinada dependiendo de si existe o no testamento y de si hay uno o varios herederos.

En el momento en que hayamos realizado todos estos trámites, estaremos en condiciones de poder poner el inmueble a la venta, lo más recomendable es hacerlo a través de una agencia inmobiliaria, ya que ellos pueden asesorarnos durante todo el proceso hasta el momento en el que somos propietarios del inmueble y nos ayudarán a gestionar toda la documentación y los trámites necesarios incluyendo los impuestos, y una vez somos propietarios pueden gestionar todo el tema de la venta del inmueble, sobre todo, en el caso de que no tengamos mucho tiempo para poder dedicarnos a la venta o en el caso de que haya más herederos, ya que nuestra agencia inmobiliaria velará por nuestros intereses y conseguirá los mejores resultados y que podamos vender el inmueble lo antes posible.