Ollé Bertrán

Tendencias para vestir tus paredes más allá de la pintura

La mayoría de la gente se limita a decorar las paredes (si es que realmente podemos llamarlo así), con pintura, y dependiendo de nuestros gustos, habrá más o menos color, pero la realidad es que una pared forma un elemento fundamental de la vivienda y por lo tanto, puede aportar muchísimo a nuestra decoración.

Desde nuestra agencia inmobiliaria Ollé Bertrán te vamos a dar algunas ideas para vestir tus paredes más allá de la pintura.

  • Papel pintado y vinilo: es una de las primeras opciones que utilizamos en el caso de no querer dejar nuestras paredes simplemente con pintura, en su favor, podemos decir que los papeles pintados y los vinilos actuales está muy mejorados y hay multitud de diseños, dibujos y estampados que se pueden adaptar a cualquier decoración. Igualmente son fáciles de limpiar y de colocar. No obstante, el vinilo es más recomendable para las zonas húmedas.
  • Baldosas de cerámica: aunque las baldosas de cerámica están relegadas a la cocina o a los cuartos de baño, en realidad, es un material muy útil, que soporta muy bien la humedad y que se puede utilizar en todas las paredes. En la actualidad existen multitud de formatos cerámicos diferentes, tanto en cuestión de tamaño como en colores o efectos, algunos incluso imitando otras texturas y materiales. La ventaja de las baldosas de cerámica es que ayudan a disimular defectos, además de que es un material muy fácil de instalar y muy resistente.
  • El mármol: aunque al igual que las baldosas de cerámica siempre se utiliza para los baños o las cocinas, se trata de un elemento natural que aporta elegancia a cualquier estancia. El mármol tiene una gran variedad de colores, pero como siempre, los blancos aportarán más luminosidad y los colores oscuros quedarán mucho más elegantes pero no se puede abusar de ellos para que no quede la estancia demasiado oscura.
  • La madera: es uno de los elementos más cálidos y naturales para revestir paredes, asimismo, existe una gran variedad de colores (teniendo en cuenta que los tonos de madera más claros cargan menos los ambientes que los oscuros) puedes elegir revestir la pared completa o a media altura.
  • La piedra: aunque la mayoría de las veces este elemento se emplea en el exterior de las viviendas, también se puede colocar en el interior, aportando un toque rústico y natural. Se trata de un material muy versátil que funciona muy bien en diferentes estancias: salón, baños y cocinas. Si no tienes demasiado presupuesto para colocar piedra natural, puedes optar por utilizar baldosas o paneles que imitan muy bien la piedra y son mucho menos costosas.
  • El ladrillo visto: que puede ser auténtico o de plaqueta que imita el material, esta opción no solo sirve para decorar una casa rústica sino que también es una decoración apta para el estilo industrial si se combina con ese tipo de elementos. Los hay con acabado envejecido o de colores diferentes e incluso si te atreves, puedes combinar ladrillos de diferentes tonalidades, lo más recomendable para no recargar la habitación sería poner una pared de ladrillo visto y el resto dejarlo con pintura.
  • El cemento pulido: se trata de un material sencillo que aporta neutralidad y armoniza con estilos diferentes: con la cerámica, con el ladrillo visto o con cualquier otro material. Si tu casa tiene un estilo contemporáneo, esta es la opción más adecuada, aunque también combina muy bien con estilos industriales o incluso rústicos.
  • Paneles de vidrio: teniendo en cuenta que los pisos suelen ser bastante pequeños, los paneles de vidrio se perfilan como una de las mejores propuestas para separar estancias y aportar amplitud y luminosidad. Se puede hacer una pared completamente de cristal o combinarla con hierro forjado. Entre sus ventajas, además de aportar luz, son fáciles de limpiar y dan un toque moderno.
  • Paneles 3D: si eres más atrevido, puedes optar por los paneles decorativos en 3D, el material suele ser de poliuretano y eso hace que se mejore el aislamiento y la humedad de las paredes. Estos paneles vienen en módulos y aporta un efecto de volumen que se puede adaptar a cualquier espacio.

Como vemos, existen muchas posibilidades para revestir tus paredes y darle un toque de originalidad, a la vez que puedes aportar un estilo diferente a tu hogar.